Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

La biología sintética podrá generar materias primas


La biología sintética ha llegado a conseguir la invención de nuevas bacterias sintéticas muy potentes que pueden hacer cualquier cosa: desde limpiar agua contaminada, hasta diagnosticar enfermedades o desarrollar vacunas con escasos productos químicos.

La investigación en este campo comenzó en los años sesenta, cuando se alteró la bacteria E-coli genéticamente para conseguir que produjese insulina. Este primer avance se aplicó a la producción de fármacos y biocombustibles.

Synthace es la primera compañía de Reino Unido especializada en síntesis de sistemas biológicos de nueva generación, y utiliza las instalaciones de ingeniería universitarias para probar experimentos biológicos que tienen aplicaciones para gran variedad de industrias.

La Agencia de Innovación de Reino Unido ha tomado nota de la importancia de desarrollar estas técnicas y ha financiado a Synthace con 500.000 libras para trabajar, junto con la Universidad de Manchester, en un proyecto de fábrica celular.

El Ministro de Ciencia y Universidad, David Willetts, asegura que la biologia sintética “será una parte cada vez más importante de la economía mundial en los próximos años y se ha mostrado satisfecho de que Reino Unido “se encuentre entre las primeras economías del mundo para invertir en este área emocionante de la tecnología”.

Uno de los objetivos de de este proyecto es generar materias primas a través de la biología sintética, como pigmentos, fragancias, aceite vegetal, o ingredientes farmacéuticos.

En algunos estudios sobre la materia incluso se han llegado a crear formas de vida microscópicas que se pretenden aplicar a la generación de luz, biosensores, tintes respetuosos con el medio ambiente, o incluso organismos comestibles.

Cada proyecto relacionado con la biología sintética pretende conseguir algo extraordinario, también en sus aplicaciones médicas: detección de enfermedades cardiovasculares o la lucha contra el alzheimer son algunos de los proyectos de tesis doctorales abiertos en este área.

Imaginemos un mundo en el que las bacterias produzcan bienes de consumo como plástico ecológico de origen vegetal, o generen electricidad y biocombustibles que nos permitan terminar con la dependencia del petróleo.

La biología sintética trabaja para hacer realidad todas estas ventajas, y algunos gobiernos quieren apoyar los avances de las investigaciones ante los beneficios que pueden repercutir a toda la humanidad.

Alba Sánchez Serradilla
Redacción

Fuente: The Independent

Leer más:
Crean minirriñones humanos
Jóvenes prometedores para la innovación y la ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>