Jueves 29 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Antisemitismo en Francia, el gobierno dice basta


Francia censura al humorista Dieudonné por antisemitismo.
Las declararon ayer persona no grata al humorista francés Dieudonné M’Bala M’Bala, un conocido agitador cercano al Frente Nacional y al islamismo radical, famoso por sus chistes, gestos y parodias antisemitas y negacionistas.

El prefecto de Nantes decidió suspender además, siguiendo las instrucciones enviadas este lunes en una circular por el Ministerio del Interior, el espectáculo inicial de la gira nacional del cómico, que debe celebrarse en esa ciudad el próximo jueves y para el que se han vendido ya 5.000 entradas.

La censura preventiva de Dieudonné, que ha sido condenado una docena de veces por incitación al odio racial, ha generado enorme controversia. La Liga por los Derechos Humanos, la izquierda radical y el director del digital Mediapart, Edwy Plenel, entre otros, han acusado al ministro socialista, Manuel Valls, de atentar contra las libertades fundamentales al prohibir por la vía administrativa los shows del cómico, nacido hace 47 años en la periferia de París.

El propio presidente de la República, François Hollande, ha defendido la posición de Valls, y este martes pidió a los prefectos que “estén vigilantes” para impedir nuevas actuaciones de Dieudonné.

Según escribió el pasado martes Edwy Plenel, el ministro Valls ha tendido “una trampa a los demócratas” usando a Dieudonné como “pretexto para atacar las libertades fundamentales a través de la política del miedo, propia de los poderes neoconservadores”.

Para el director de Mediapart, el Gobierno de Hollande ha roto con la tradición republicana de respeto a la libertad de expresión “por primera vez desde la Guerra de Argelia”, e “introduce el estado de excepción en nombre de la lucha, evidentemente legítima, contra el racismo y el antisemitismo”.

“Cuando una democracia es atacada desde sus cimientos, se muestra fuerte si no abdica de sus principios. Y es débil si abdica de ellos ante los extremismos”, ha afirmado la Liga por los Derechos Humanos. La ONG añade que “la prohibición preventiva se basa en fundamentos jurídicos precarios y tendrá un resultado político incierto o contraproducente”.

El caso ha ido creciendo poco a poco durante las vacaciones. Como sucedió en verano con los romaníes, Manuel Valls se ha erigido en el protagonista mediático del receso al situar al militante antisemita en el centro de su agenda política.

Su advertencia de que era urgente frenar el racismo de Dieudonné, apoyada por Hollande durante un viaje a Arabia Saudí, ha sido criticada por algunos dirigentes socialistas sosteniendo que, tras ser acusado de derechista y xenófobo por atacar a los romaníes, Valls intenta fabricarse una imagen de antirracista a costa de hacer publicidad a un tipo al que sería mejor ignorar.

El ministro barcelonés ha replicado que las funciones de Dieudonné no son espectáculos sino meras “reuniones políticas de un pequeño empresario del odio”.

De madre bretona y padre camerunés, progenitor de siete hijos, Dieudonné es un provocador especialmente apreciado por los jóvenes musulmanes de las banlieues. La quenelle, un movimiento de brazo nazi a la inversa que él califica como contestatario y antisistema, hace furor, y el futbolista Anelka lo reprodujo tras marcar un gol hace unos días como homenaje al cómico.

Dieudonné M’Bala M’Bala comenzó su carrera en los años noventa actuando con el artista judío Élie Semoun, pero en 1997 este le acusó de estafa y la pareja se separó. M’Bala continuó en solitario y se presentó dos veces a las elecciones legislativas como aliado de los ecologistas contra el Frente Nacional. Tras denunciar el pasado colonial y esclavista francés, y coorganizar la Marcha de los Pueblos Negros de Francia en 2000, su discurso giró hacia el islamismo radical, la negación del Holocausto y la denuncia del sionismo, y acabó tomando partido público por el Frente Nacional y por el régimen iraní.

El fundador del FN, Jean-Marie Le Pen, es padrino del tercer hijo de M’Bala. Este martes, su hija y sucesora, Marine Le Pen, ha evitado criticar al compadre de su padre y dijo que la prohibición abre un “debate estéril” y refleja “la histeria de Manuel Valls”.

Siempre cómodo en el escándalo y la confrontación, Dieudonné es desde 2003 el gerente del teatro Main D’Or de París, donde produce y vende su parafernalia antisemita.

En los últimos años, diversas ciudades francesas, suizas y belgas han anulado o prohibido sus funciones, y la policía ha irrumpido en las salas alegando enaltecimiento de la xenofobia o desórdenes públicos.

Este año, el alcalde de Perpiñán prohibió un show suyo, pero el Tribunal Administrativo retiró la interdicción. Dieudonné escribió al alcalde deseándole “un cáncer generalizado”.

Denunciado por su última productora por estafa y antisemitismo, parece probable que el provocador deba responder ante la justicia por otros delitos. Este martes, la fiscalía de Chartres ha hecho saber que M’Bala M’Bala es sospechoso de blanqueo de dinero porque ha enviado más de 400.000 euros a Camerún desde 2009 con el supuesto fin de declararse insolvente.

Miguel Mora
Fuente: El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>