Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Academia Khan, educación gratuita de calidad a nivel global


Con 36 años y una carrera fulgurante a sus espaldas, Salma Khan es reconocido por los mismos líderes del sector como la persona más influyente en el escenario MOOC (en su traducción al castellano Cursos en Línea Masivos y Abiertos). Para este gurú de la Tecnología Educativa no hay reto que se le resista y ya durante los estudios en Harvard Business School dio buena cuenta de sus habilidades de liderazgo, nombrado presidente de su clase antes de convertirse en el brillante emprendedor que es hoy.

Todo comenzó cuando su prima Nadia que vivía en Nueva Orleans tenía serias lagunas en matemáticas “esto realmente me golpeó como una oportunidad real” así  pensó en darle lecciones a distancia mediante una serie de tutoriales.

Este gesto altruista sembró la semilla de la Academia Khan, organización sin ánimo de lucro fundada en el 2008 con la misión de proporcionar educación gratuita de calidad a nivel global, urbi et orbi, para cualquier persona y en cualquier lugar.

Pasado el tiempo la academia aglutina más de 4.300 videos cortos en YouTube y herramientas que evalúan el progreso del estudiante.  Más de 10 millones de usuarios se han beneficiado de la plataforma pues a diferencia de la opinión de ciertos detractores se puede integrar perfectamente en el modelo educativo “de ninguna manera somos una amenaza o competencia a la educación tradicional (…) no creemos que se vaya a sustituir la educación física. Incluso dentro de mil años, un ordenador nunca será capaz de hacerlo”, expresa Khan.

De hecho el colegio San Ignacio Jesuitak de San Sebastián ha incorporado esta metodología de aprendizaje en algunas de las clases, tal es el caso de las Matemáticas de 1º de la ESO y Biología de 4º de la ESO.

Con un mayor grado de libertad los alumnos ven los videos en casa y ya en la clase trabajan de forma práctica, cada uno a su propio ritmo. En vez de dar una clase magistral el profesor invierte el tiempo en atender las dudas del alumnado.

Gracias al cambio de pequeños mecanismos el aprendizaje se vuelve activo y personalizado al tiempo que los alumnos no sienten la presión de ir más o menos avanzados. Uno de los objetivos es la confianza que debe ganar el alumno ya que la percepción de uno mismo puede determinar su éxito futuro.

Cabe recordar que la organización vive en base a las donaciones cuyo presupuesto total se puede equiparar a un colegio de tamaño medio solo con la particularidad de llegar a millones de estudiantes “creo que el rendimiento social de la inversión seguirá siendo atractivo para los filántropos y fundaciones” concluye Khan.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:
Éxito de educación imparable de Khan Academy 
El futuro de la educación 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>