Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Acabar con el hambre: una meta alcanzable


Intermon Oxfam ha publicado el informe ‘Acabar con el hambre está al alcance de nuestras manos’, donde insta a gobiernos, ciudadanos y empresas a trabajar para cumplir el objetivo de reducir a la mitad esta lacra antes de 2015.

Según el documento, los esfuerzos realizados hasta ahora por la comunidad internacional han dado su fruto y se han realizado avances importantes en muchos países, aunque estos avances se desarrollen lentamente.

En su informe, Intermon asegura que “globalmente, el número de personas que pasan hambre en el mundo se ha ido reduciendo desde 1990, y ha pasado de 1.015 a 842 millones, lo que supone una reducción del 17%”

¿Qué podemos hacer?
Para poder alimentar al mundo, de aquí a 2050 será necesario incrementar la producción agrícola un 70%, por ello, la Ayuda Oficial al Desarrollo debe dar un papel importante a la promoción de los pequeños campesinos de países en vías de desarrollo, que actualmente alimentan a cerca de un tercio de la humanidad.

Debemos reclamar un comercio internacional más justo para los países del Sur, que juegan en la posición más desventajosa. Un precio justo por sus productos y unas reglas de comercio en igualdad de condiciones son herramientas básicas para cumplir el objetivo y derrotar al hambre.

La movilización ciudadana es de vital importancia para que se haga algo desde la política por invertir los procesos que generan el hambre, pero cada uno de los ciudadanos por separado también tenemos decisiones que tomar.

Podemos adherirnos a las tendencias cada vez más generalizadas de consumo responsable, optar por los productos de temporada, lo más locales posibles, ecológicos o de comercio justo, ahorrar comida, o comer menos carne.

Responder a las crisis alimentarias es algo que también está en nuestras manos. Podemos hacer donaciones, difundir campañas de las ONG, participar en ellas como voluntarios. Todo para mover conciencias que se traduzcan en más presión para la política.

Otra cuestión importante es blindar los derechos sociales en los países desarrollados, ya que si ante la actual crisis económica seguimos aceptando recortes que perpetúan la exclusión social, aumentaremos las cifras de personas que pasan hambre en el mundo.

Intermon insiste en que “acabar con el hambre está al alcance de nuestras manos.

Es un problema global, con causas comunes y soluciones globales, que necesita una movilización de todos y todas. Los gobiernos, los mercados y los ciudadanos tenemos algo que decir”

Más información:
Informe ‘acabar con el hambre está al alcance de nuestras manos

Alba Sánchez Serradilla
Redacción

Leer más:

El Papa: no a la economía de la exclusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>