Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Vida sana para prevenir la demencia


Ante el prolongamiento de la esperanza de vida y a la reducción de la tasa de natalidad de la mayoría de los países desarrollados, la demencia senil es una enfermedad cada vez más extendida debido al aumento de la población de edad avanzada.

Se caracteriza por síntomas como pérdida de memoria, trastornos del sueño, cambios de personalidad repentinos o problemas psicomotrices en la tercera edad.

Según datos de la OMS, en el mundo hay más de treinta y cinco millones de personas que padecen demencia, más del 60% de los casos son de alzheimer, su afección más común.

Sin embargo, como en cualquier enfermedad, la prevención es la herramienta clave para tener la mejor calidad de vida posible.

Un estudio de la Universidad de Cardiff ha demostrado, tras treinta años de investigaciones, que la práctica de ejercicio físico moderado es un factor muy importante en la disminución del riesgo a desarrollar demencia en la tercera edad.

También señalan que no fumar, o no tomar alcohol son otros factores determinantes que disminuyen las posibilidades de padecer demencia. Debemos mantener nuestro cerebro lo mejor oxigenado posible para favorecer la regeneración celular y prevenir su deterioro prematuro.

Otro importante factor preventivo: en concreto las vitaminas B6, B9 y B12, son efectivas para evitar padecer demencia senil.

El establecimiento de rutinas y hábitos basados en horarios fijos para desarrollar actividades cotidianas favorece el ejercicio de la memoria.

Asimismo es muy recomendable mantener el contacto directo con el entorno social e incluso ampliarlo, conocer gente nueva. El ejercicio de recordar nombres y caras es muy eficaz contra la pérdida de memoria.

En general, todas las actividades que estimulen la actividad cerebral serán de vital importancia a edades avanzadas para prever cualquier afección de tipo cerebral. Leer libros o prensa, hacer cuentas, escribir, hacer pasatiempos como crucigramas o sudokus son un óptimo gimansio cerebral al alcance de todos.

No podemos luchar contra el tiempo, pero si podemos afrontar una nueva etapa de la vida con actitud positiva y con ganas de vivirla en todo su potencial.

Para ello, cuidar nuestro cerebro con algo de anticipación es una inversión en bienestar y felicidad.

Alba Sánchez
Redacción

Más información:
href=”http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs362/es/”>http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs362/es/

Leer más:
Claves de la eterna juventud
Las mujeres son cada vez más longevas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>