Domingo 25 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

No estamos locos, el retrato ácido de lo que es España


Cada noche en España,  en horario del prime time El Intermedio’ (La Sexta) se ha convertido en el programa de referencia para más de 2 millones de hogares. Su conductor, José Miguel Monzón – más conocido como El Gran Wyoming – ha sabido ganarse en una mezcla de ironía y crítica social el favor de una audiencia fiel, que con el paso del tiempo suma nuevos adeptos.

No obstante, fuera del plató, El Gran Wyoming es mucho más que el azote de los políticos. Este médico que abandonó la profesión para dedicarse al mundo del espectáculo destaca como un todoterreno: humorista, actor, músico, guionista, y por encima de todo showman.

A menudo dentro de la controversia, amado y odiado a partes iguales, pero siempre coherente con su filosofía; este año incluso ha sido reconocido con el premio Ondas al mejor presentador. Pero no solo de rayos catódicos vive el hombre, por eso El Gran Wyoming ha querido hacer extensible el diagnóstico político de ‘El Intermedio’ a las hojas de su nuevo libro ‘No estamos locos’.

Un recorrido por la actualidad de este país donde parte de los problemas de hoy tienen su origen en la Guerra Civil “Para dejar la guerra en paz, hay que hablar de ella con normalidad” expresa Wyoming.

Con el habitual sarcasmo, no da puntadas sin hilo con la clara intención de remover la conciencia de los ciudadanos en un llamamiento a la acción.

“Te haré pensar, recuperar las ganas de rebelión” al tiempo que califica como los verdaderos antisistema a los gobernantes “una serie de gente que lo que quiere no es arreglar la crisis, sino utilizar la crisis para cambiar el sistema”.

Además de la corrupción y la crisis,  otros temas como los neoliberales, la iglesia católica, la marca España, los gobernantes o la derecha española son objeto de su pluma ácida.

Asimismo no duda en hacer autocrítica “Ese privilegio de no pagar impuestos ha marcado nuestros cromosomas a fuego y nos resistimos a soltarlo. Todos los españoles sienten en lo más profundo de su ser la dualidad que heredan de este noble origen. Por un lado, la pertinaz resistencia a cumplir con las obligaciones fiscales, y, por otro, la necesidad de decir a la primera oportunidad: `Usted no sabe con quién está hablando´ (…). Somos contradictorios, duales, esquizoides y pícaros”.

A buen seguro que no dejará indiferente a nadie. En los tiempos que corren, eso ya es un aliciente.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:  
La desigualdad económica, desafío de nuestros días 
Radiografía de los políticos. Editorial de Jorge Dobner 
Una economía al servicio del ser humano 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>