Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

La futura medicina


La tecnología y la ciencia avanzan cada día un poco más y con los nuevos inventos y objetivos de los estudios, esta tecnología podrá ser la que nos ayude a vivir unos años más y mejor.

Daniel Kraft, doctor que dirige la escuela de medicina de la Singularity Urniversity (Silicon Valley) está presentando varios cursos en los cuáles informa como la ciencia y los nuevos inventos van a cambiar por completo la manera de funcionar de la medicina.

Uno de los instrumentos más modernos puede ser el tricorder médico; se trata de una maqueta para escanear tu cuerpo y obtener información.  “Lo coloco en mi frente y me da el ritmo cardíaco, mi saturación de oxígeno, temperatura y presión arterial, y puede comunicar esa información a mi teléfono inteligente”, explica el doctor Kraft. 

La invención de nuevos dispositivos irán evolucionando, con el objetivo que estos estén  conectados a partir de teléfonos con agentes de inteligencia artificial y también enlazados con supercomputadoras, aspecto que provocará que las personas tengan un resultado de la prueba rápido, concreto y eficaz.

Hoy en día, en Estados Unidos, hay un premio de gran recaudación monetaria para aquel que diseñe una pulsera que sirva para su uso en el hogar y unos 300 equipos están compitiendo para ello. 

Actualmente la sociedad ya vive con muchos objetos que ayudan a poder llevar una vida más fácil desde su propia casa, como pueden ser los teléfonos que monitorean los niveles de azúcar de los diabéticos o los manguitos para tomar la presión y pulseras que indican diferentes aspectos como pueden ser los patrones de sueño o las pulsaciones.

La diferencia entre el doctor y el dispositivo 

Aunque toda esta maquinaria sea útil para la futura salud de las personas, también hay que reconocer que no dejan de ser instrumentos y por lo tanto, la relación paciente-doctor que actualmente puede haber en algunos casos no podrá existir, pero en cambio, son objetos que sí que podrán ayudar al doctor ha conseguir unos resultados y conclusiones más rápidos.

Según los estudios, es posible que en el futuro, la tecnología remplace el 80% del trabajo que hacen los doctores.

Actualmente, ya existe la supercomputadora Watson de IBM, para cualquier hospital que quiera tener la opinión de esta sobre diferentes temas, sobretodo los oncológicos. “Son muchos los retos  en cuanto a costos, envejecimiento de las poblaciones y grandes cantidades de información fragmentada, pero con estas tecnologías nuevas y exponenciales tenemos la oportunidad de ayudar a reinventar el ciudado de la salud y la medicina”, señala Kraft.

Marta Costa Genís
Redacción

Leer más:
Ordenadores que miden emociones
Los ordenadores personalizarán la vida de las personas
Mejor atención médica gracias a la salud digital 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>