Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Inteligencia emocional, clave para la política internacional


Catherine Ashton, alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, ha sido la protagonista en el terreno de la política internacional esta semana por alcanzar uno de los máximos triunfos diplomáticos de este siglo: conseguir un acuerdo nuclear con Irán.

Hasta entonces, había sido considerado más que imposible, inconcebible, pero Catherine Ashton lo ha conseguido y atribuye su gran éxito gracias a su alto conocimiento en Inteligencia Emocional (IE).

La definición del concepto
La IE es un concepto aún prematuro y muy reciente en los estudios del campo de la psicología. La definición más estándar la concibe como la habilidad de percibir, identificar, evaluar y controlar las emociones de uno mismo. Algunos expertos la consideran tan importante como el coeficiente intelectual, otros en cambio, la definen como una simple habilidad y que no tiene porqué ser relacionada con la inteligencia. A esta disyuntiva se añade otro debate entre los científicos sobre si la inteligencia emocional es innata o bien, se aprende y mejora con la práctica y el esfuerzo.

El término fue usado por primera vez en una tesis doctoral en 1985, aunque quien lo popularizó fue el escritor científico del New York Times, Daniel Goleman. El autor usó la terminología en su libro Emotional Intelligence: Why it Can Matter More Than IQ, el cual obtuvo gran éxito por parte de los lectores y la prensa en 1995.

Las claves de la Inteligencia Emocional
Goleman considera los cinco grandes componentes de la inteligencia emocional como el conocimiento de uno mismo (reconocer y entender los comportamientos personales y sus efectos en las otras personas); autocontrol (control de los impulsos y los estados anímicos, pensar antes de actuar); motivación (aprovechar las emociones y motivaciones para alcanzar las metas); empatía (sentir las emociones de los demás) y las habilidades sociales (gestionar las relaciones sociales, inspirar a los otros y corresponderles como tu querrías ser correspondido).

Otros académicos e investigadores del campo de la Inteligencia Emocional han usado otra terminología para referirse a la IE. Es el caso de Peter Salovey de la Universidad de Yale y John D. Mayer de la Universidad de New Hampshire, los cuales consideran los elementos claves de la inteligencia emocional la percepción, el entendimiento y la compresión y el control de las emociones.

Marta Alemany Lara
Redacción

Leer más:
Mejorar la calidad de vida que nos rodea

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>