Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Un antinegocio que huye del materialismo


Una empresa con fines altruistas.
Santi Costa, mecánico de profesión, emigró a California (EE.UU) con las maletas llenas de ilusión en busca de trabajo y estabilidad económica. Estos deseos se materializaron al obtener un puesto en la dirección de la startup Slide. Una herramienta que insertaba las fotos de los internautas en redes como MySpace y Facebook. Tal fue su éxito que Google compró la empresa por 182 millones de dólares al tiempo que dio a la mayoría de sus empleados acciones por 46 millones.

Sin embargo tras un año y medio más en Google y Youtube, Costa se cansó del sueño americano y decidió volver a su Girona natal acompañado de su mujer Christy y su hija Mia.

Las prioridades cambiaron en un sentido más trascendental de la vida “Quizás relaciones sociales, conversaciones que no versaran sobre dinero… no sé, pero de repente todo aquello, el sol, la buena vida, la buena casa, un trabajo cómodo, no te llena”.

Una nueva visión que también ha incorporado a la nueva entidad,  Bloomfits, que a diferencia de las convencionales empresas se aleja del materialismo en favor del beneficio humano. Tal y como expresa Costa “Estamos funcionando con el cerebro y el corazón; yo busco la satisfacción del alma” y añade “Vivimos de fuera hacia dentro y con esta aplicación quiero fomentar la vida interior para conseguir la satisfacción externa”.

Bloomfits-intercambio-todo gratis

En concreto se trata de una aplicación para smartphones que promueve el préstamo y regalo desinteresado de las cosas, habilidades o servicios.

El obsequio que se ofrece es también el pretexto idóneo para cultivar las relaciones personales  “Regalar la guía de Berlín da pie a hablar del viaje y recibir interesantes consejos por parte de un amigo” señala Costa.

Para entrar en Bloomfits se debe recibir la invitación de un amigo o familiar. A partir de entonces puedes ampliar tu círculo  y dar acceso a las personas que desees. El funcionamiento de la aplicación es muy sencillo e intuitivo basta con tomar una foto del objeto que quieres prestar o regalar, se añade un nombre y breve descripción.

Luego el usuario elige con quién compartir el ítem a través de los “grupos privados” según cada faceta (amigos, compañeros de trabajo o familia) de este modo se indica el público objetivo más adecuado.

Otra de las opciones interesantes es la de colgar un “Necesito” con lo que ahorramos tiempo y dinero (p. ej. ¿Me recomiendas una buena película para ver en el cine esta noche?). Cuando envías una petición, tus contactos reciben de inmediato una alerta en su móvil y como es gente allegada obtienes una respuesta o solución rápida y eficaz.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:
La filosofía de la ejemplaridad, nuevo ideal social 
Una idea que permitirá dar a los cumpleaños un fin solidario 

1 comentario

  1. Pablo Responder

    Te imaginas donde estaría el mundo, si todos desarrollasemos en algun momento de nuestra vida nuestra creatividad y talento, nos hiciesemos ricos y luego nos empeñasemos en mejorar el mundo… el recurso fácil de la critica barata!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>