Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Un periodismo de soluciones. Editorial de Jorge Dobner


Jorge DobnerEl pasado viernes 18 de octubre tuve el privilegio de asistir en Paris al evento “La France des Solutions” (La Francia de las Soluciones) organizado por nuestros colegas de Reporters d’Espoirs (Reporteros de la Esperanza) dónde participaron más de 600 actores sociales que creen y trabajan por un cambio en positivo. La presencia en foro del presidente francés Françoise Hollande nos habla sobre la envergadura del evento siendo necesariamente el ejemplo a seguir en nuestros países.

Un encuentro repleto de buenas vibraciones que nos dejó a los allí presente con la firme convicción de que todo esfuerzo recompensa. Y cómo en este punto los medios de comunicación pueden ofrecer una nueva mirada al mundo, activar las iniciativas de los ciudadanos y ser el eco de progresos acaecidos.

Pues más que nunca bajo un contexto incierto la sociedad necesita fe, la seguridad en algo verdadero aún sin verlo, tal y como manifiesta el sociólogo francés Jean Viard “Una solución es la estrategia para restaurar la confianza”. Es aquí por tantos años de negatividad y noticias bañadas en sangre que el periodismo está obligado a reparar el catastrofismo. La primera lección para saldar su deuda con la sociedad: proponer ideas e inspiración de mejoras.

Esta es la filosofía que venimos respaldando desde En Positivo y que suma cada día nuevos aliados en favor de la corriente de ‘buenas noticias’. Positive News, The Huffington Post, Sparknews, Reporters d’Espoirs…lejos de quedar como mera anécdota es ya una tendencia. Lo que ha dado pie incluso a acuñar nuevos términos: “periodismo de soluciones” “periodismo ciudadano” o “periodismo constructivo”, el perfecto testimonio de su repercusión global.

Cambio, cooperación, esperanza, creatividad o solidaridad son las banderas de una nueva forma de entender la profesión, aquello que los ciudadanos anhelan.

Luego es nuestra oportunidad el liderar este cambio y legitimar el rol que nos pertenece. Seguir también la estela de los jóvenes que proponen como Gilles Vanderpooten, periodista y director editorial de Reporters d’Espoirs quién a sus 28 años ya ha emprendido multitud de iniciativas, por ejemplo unirse con Stéphane Hessel en la publicación del libro ‘¡Comprometeos!’. La génesis en parte de esta revolución transformadora a través del movimiento de los indignados, 15-M.

Porque nos toca también a – como dice el refranero – “renovarse o morir” más cuando en 200 años la industria apenas había cambiado. Lo que no se hizo entonces apremia ahora tal es el caso de la adaptación tecnológica. Ya en otras ocasiones he aludido a este retroceso que se sitúa 6 o 7 años atrás como uno de los factores que propiciaron la crisis “la venta del papel no ha sabido imponerse, por lo general, a la situación recesiva y la alternativa digital no ha sido bien aprovechada” señalo en mi libro Verdades Cambiadas.

Al fin y al cabo quizá la crisis nos ha servido para abrir los ojos, detectar los errores cometidos y apearnos de la arrogancia. Para encontrar el oasis en medio del desierto debemos valorar las oportunidades que nos brinda la tecnología.

La venta del “The Washington Post” a Jeff Bezos –algunos califican de ángel que viene a rescatar el periodismo – o la reciente iniciativa de un periodismo independiente y de investigación por parte de Pierre Omidyar, fundado de Ebay. Pues los hay auténticos visionarios de una realidad que otros ni tan siquiera intuían: Tim Berners-Lee (inventor de la Web) Vinton G. Cerf (conocido como el ‘padre’ de Internet), Bill Gates (fundador de Software Microsoft y artífice del ordenador personal) o Steve Jobs (inventor de Apple que revolucionó la industria musical), el mismo Jobs decía “Porque las personas que están lo suficientemente locas como para pensar que pueden cambiar el mundo… son quienes lo cambian”.

Habrá quién mire con recelo estas reformas estructurales pero esto no es algo nuevo en la historia ¿Acaso las ideas que germinaron en la Ilustración gracias a eruditos como Denis Diderot o Voltaire no se consideraban subversivas? No queda otra si no queremos agrandar la brecha cultural entre los procesos de la técnica y las élites basadas en las palabras.

Corresponde así a la creciente unión que experimentan los sectores donde las fronteras aparecen más difusas y conforman un todo: la hibridación de la tecnología con el periodismo o la moda con la tecnología. “Juntos tenemos soluciones como se remarcaba en ‘La France des Solutions’

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

Leer más:
Periodismo positivo para encontrar soluciones
Silicon Valley entra en los medios de comunicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>