Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

‘Philanthro-teens’, filantrópicos adolescentes para crear soluciones innovadoras


El Social Good Summit 2013 que se celebró la semana pasada en Nueva York tuvo en los jóvenes uno de sus ejes en sus discursos y conferencias. La cita, en la que se dieron a conocer grandes ideas para solucionar los grandes retos del planeta (crisis, calentamiento global, pobreza…), dio mucha importancia al papel de las redes sociales y, los jóvenes siendo sus verdaderos líderes, no quedaron al margen. Así, lo recoge una opinión de Tyler LePard, la digital strategist de la empresa de Crowfunding Catapult, en la web Trust.org.

Como es de esperar, en un evento sobre los medios digitales y el cambio social, los jóvenes han dado mucho que hablar. Así, ha sucedido en la Social Good Summit 2013, una conferencia “, donde las grandes ideas se encuentran nuevos medios para crear soluciones innovadoras” .

El evento ha reunido a reputados oradores de organizaciones no gubernamentales, gobiernos o sector privado para discutir cómo la tecnología puede resolver nuestros desafíos más grandes.

Parte de la jornada, indagó en el papel que pueden desempeñar los jóvenes en el trabajo hacia ella. Ellos están creciendo a la par con la tecnología, son nativos digitales y pasan horas al día en línea. Cada vez más, estimulan la participación de sus compañeros y empujan hacia el cambio social.

Sin embargo, pese que muchas autoridades en la materia versaron sobre el papel de los jóvenes, fueron más bien pocos los que tuvieron voz en la conferencia. La excepción fue Emma Axlerod , un adolescente conocida por comenzar una petición en Change.org, junto a dos amigos, en la que pedía una mujer como moderadora en los debates presidenciales de los EE.UU. La joven contó la historia, el proceso de recogida de firmas y el desenlace final que provocó la elección de Candy Crowley como moderadora en el debate presidencial de 2012 entre el presidente Barack Obama y Mitt Romney. Impresionante este trabajo de tres adolescentes.

De hecho, los jóvenes son la nueva generación de activistas y filántropos. E Internet hace que sea fácil involucrarse en asuntos que sí les interesan. Kathy Calvin, directora general de la Fundación de Naciones Unidas, incluso acuñó el término “filantrópicos adolescentes” (Philantro-teens).

Cualquiera que conoce a un joven, sabe que a ellos les gusta encontrar sus propias soluciones y que les gusta ser activos en las redes sociales. Por eso, el crowdfunding es perfecto para ellos.

Por ejemplo, Kickstarter está financiando más el arte que el Fondo Nacional de las Artes de los EE.UU,  tal y como señaló Matthew Bishop, Business Editor de The Economist. Eso es una evidencia sólida del poder de la filantropía ciudadana y la democratización en las donaciones.

Catapult, a su vez, es una nueva plataforma de crowdfunding para los derechos de las mujeres. Otorga a la gente el poder de elegir los proyectos más cercanos a su corazón, seguir el progreso y la experiencia del impacto de sus donaciones en tiempo real.

Carlos Betriu

Redacción

Leer más:

Al Gore: “Póngamos precio a las emisiones de carbono”. (Social Good Summit 2013)

Twitter puede ayudar a la violencia de género (Social Good Summit 2013)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>