Sábado 01 de Octubre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

La esperanza tiene nombre de mujer. Editorial de Jorge Dobner


Esta semana el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha confirmado el relevo en la presidencia de la Reserva Federal (Fed): Janet Yellen, un nombre de mujer hasta ahora ciertamente desconocido para el gran público pero que en los próximos meses sonará con fuerza, más si cabe en el panorama económico internacional.

“Una pequeña dama con un gran coeficiente intelectual” – como acostumbran a llamar – que llega para romper antiguas tradiciones puesto que se convierte en la primera mujer en liderar la Fed en sus 100 años de historia. Entre las cualidades que se le presumen, un talante para generar consenso.

Siendo además “paloma” lo que en la jerga de Wall Street viene a destacar una mayor conciencia por el desempleo en contraposición a los “halcones” que priorizan el control de la inflación.

La elección de Yellen se suma al círculo de las mujeres más poderosas en el mundo: Christine Lagarde (FMI), Angela Merkel (Alemania) o Dilma Rousseff (Brasil). Incluso la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (Argentina), a pesar de medidas controvertidas y una elevada inflación, lidera la tercera mayor economía de América Latina.

Un continente de riqueza y mercados emergentes donde las mujeres dinamizan en buena parte estos factores de producción, tal es el caso del reconocimiento internacional de un grupo de científicas latinoamericanas que están llevan a cabo investigaciones clave en diferentes campos de la ciencia.

Sin olvidar aquellas que están obrando la transformación en África: Aminata Touré, recién nombrada primera ministra de Senegal, Ellen Johnson Sirleaf (Liberia) y Joyce Banda (Malawi).

Dicha tendencia no es solo testimonio de un cambio en la historia y política – inminentemente patriarcal – evidencia también una renovación de valores. La apuesta por el bien común, gestión calibrada ante el riesgo y especial sensibilidad por los temas sociales.

Pues la mujer posee una innegable sintonía con el hogar, la madre Tierra como creadora de vida despertando así el espíritu y  creatividad. La artista, sanadora, la que germina alimento y es portadora de ideas.

También el instinto de protección tan necesario para nuestra maltrecha economía y una capacidad de gestión que no debiera parecer extraña.  Cabe recordar que en las culturas indígenas las mujeres desempeñan en su mayoría el rol de gestoras de alimentos y recursos.

En plena actualidad con la concesión de los Premio Nobel no hace tanto (2009) que por primera vez una mujer recibía el Nobel de Economía. Elinor Ostrom, a sus 76 años, fue al fin reconocida por el trabajo con la gestión de los “recursos comunes” y la necesidad de que esa gestión la lleven a cabo los propios usuarios. Presagio de una realidad hoy manifiesta a través de la economía compartida o economía local.

Al igual que curioso que Janet Yellen fuera una de las pocas voces que ya advirtiera de la crisis que podrían originar las “hipotecas basura”.

Pues en cualquier toma de decisiones a veces condicionadas por factores externos la intuición femenina es un valor al alza.

Por suerte cada vez más la mujer gana protagonismo en todos los estratos sociales: dominan las aulas de la universidad y ascienden en puestos intermedios de trabajo. Hacía la liberación que la filósofa francesa Simone de Beauvoir catalogó en su “Segundo Sexo” vemos  ahora  la posibilidad de vivir una equivalencia de “Primer Sexo”.

Después del diluvio económico que nos toca sufrir, ha llegado una paloma como símbolo de esperanza y buen augurio.

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

Leer más:
Mujeres manejando el dinero
¿Quién es Janet Yellen?
Las mujeres que transforman la ciencia en América Látina

1 comentario

  1. La esperanza tiene nombre de mujer | Patricia Cabrera Responder

    […] Bueno, pues aqui os dejo el enlace del artículo de Jorge Dobner. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>