Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Desarrollan prótesis con sentido del tacto


Prótesis con sensibilidad.
En nuestro día a día el sentido del tacto es fundamental en la interacción con el entorno, como vehículo de intimidad emocional y percibir estímulos (p.ej. temperatura o dolor). Por desgracia las personas que sufren un accidente y a consecuencia pierden alguna extremidad se ven  privados en parte de este sentido. Sin embargo esta limitación de las facultades sensoriales podría revertirse gracias a una nueva investigación de la Universidad de Chicago (Estados Unidos).

En la actualidad están desarrollando una fórmula en la transmisión del sentido del tacto al cerebro, sentando así las bases de unas prótesis que registran  y transmiten las sensaciones táctiles al igual que las extremidades naturales.

De acuerdo a la opinión del profesor Sliman Bensmaia, autor principal del estudio, la clave es conocer cómo el cerebro del organismo intacto procesa la información sensorial en aras de reproducir esos mismos patrones de actividad neuronal a través de la estimulación cerebral. Sobre este punto se trabaja en la creación de un interfaz que conecta la prótesis con el cerebro.

“Para establecer la función motora sensorial de un brazo artificial no sólo se tienen que sustituir las señales que el cerebro envía al brazo para moverlo, sino también las señales sensoriales que el brazo envía al cerebro” manifiesta Bensmaia.

Dicha investigación se enmarca en el proyecto ‘Revolutionizing Prosthetics’ (Revolucionando Prótesis) como iniciativa de la Agencia de Defensa de Proyectos de Investigación (DARPA, según  las siglas en inglés) que promete en un futuro recuperar el control motor y sensaciones naturales de los amputados.

De momento ya han comprobado la respuesta en monos, cuyos sistemas sensoriales son similares a los de los seres humanos. Los resultados revelaron que los primates interpretaban señales táctiles o presiones específicas en distintas partes de sus manos.

Además a través de la estimulación eléctrica del área donde se procesan las sensaciones táctiles (corteza somatosensorial primaria) los monos simulaban la sensación de tocar un objeto por primera vez y cuando se deja de hacerlo.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Fuente: Reporte Indigo 

Leer más:
Los humanos podremos reparar nuestros órganos y tejidos con piezas artificiales 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>