Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

11 razones para evitar el ataque a Siria


paz-guerras-siria-manos en paz-no guerra

Razones de paz.
Las últimas noticias sobre política exterior del conflicto en Siria dan visos de un ataque militar ¿acaso no sabemos lo que pasó con las armas de destrucción masiva? Por desgracia la situación actual nos recuerda a la ya vivida en Irak.

Los errores de entonces deben valer como respuestas anticipadas.

Mientras tanto la ONU emprende el análisis de las pruebas en Siria para dilucidar el presunto ataque con armas químicas. Los críticos advierten de las consecuencias dramáticas de una incursión militar. De este modo Sarah van Gelder, editora ejecutiva de la revista Yes Magazine plantea 11 razones por las que Estados Unidos debe evitar cualquier acción militar.

1. No sabemos quién está detrás del ataque con armas químicas: el ataque tuvo lugar el pasado 21 de agosto en los suburbios de Damasco y se saldó con 355 fallecidos,  según Médicos Sin Fronteras. Estos son los únicos datos contrastados. Luego están las especulaciones. Obama cree que el ataque fue perpetrado por el régimen Sirio, sin embargo la investigadora Phyllis Bennis del Institute for Policy Studies no encuentra evidencias a este supuesto. De otra parte el medio de comunicación NPR ha señalado que los rebeldes sirios podrían estar detrás de todo para provocar la intervención externa y poner fin a su estancamiento desde finales del 2011.

 2. El ataque militar es ilegal bajo la Constitución de los EE.UU y Resolución de los Poderes de Guerra: en Estados Unidos cualquier ataque militar debe ser supervisado por la legislación del Congreso a menos que haya una emergencia nacional por ataque directo. En este caso el Congreso podría convocar una sesión expresa para aprobar una declaración de guerra.

 3. Violación del derecho internacional: Siria no ha atacado a Estados Unidos al tiempo que el Consejo de Seguridad de la ONU no autoriza el ataque contra Siria. Si bien es cierto que no sería la primera vez que Estados Unidos quebranta el derecho internacional hacerlo de nuevo ocasionaría un grave perjuicio a la imagen de la nación.

4. El pueblo de EE.UU se opone al ataque: según recientes sondeos un 60% de los estadounidenses están en contra.

Tan sólo un 9% apoya firmemente la intervención y un 25% lo cree conveniente únicamente si se demuestra el uso de armas químicas por parte del régimen sirio.

5. La violencia genera más violencia: en opinión de Stephen Zunes, presidente de los Estudios de Oriente Medio en la Universidad de San Francisco “los países cuyas dictaduras son derrocadas por grupos armados son proclives a transformarse en nuevas dictaduras, a menudo acompañado de violencia y sectarismo”. Asimismo asegura que las intervenciones reducen la violencia si son imparciales.

6. Una intervención extranjera intensificará el apoyo nacionalista al Partido Baath y  régimen de Assad: al respecto Zunes señala el abandono de miembros clave ante el descontento de la actuación Assad pero “algunas deserciones pueden esperar si los extranjeros atacan el país”. En otras ocasiones similares ya se reactivó el sentimiento nacionalista: 1983-1984 tras los ataques aéreos en las posiciones sirias en el Líbano y en 2008, después de las incursiones del ejército EE.UU en el este de Siria.

 7. No persigue unos objetivos lógicos: Zunes sostiene que un bombardeo de armas químicas es totalmente inviable ya que podría liberar gases tóxicos en barrios densamente poblados.

 8. ¿Quién se beneficia de la intervención occidental? el Pentágono calcula que hay entre 800 y 1.200 grupos de rebeldes activos en Siria.

Si Estados Unidos asume los riesgos de proporcionar armas a estos grupos debe antes conocer los propósitos reales puesto que algunos de estos insurrectos están afiliados a organizaciones terroristas como Al Qaeda  o Jabhat al- Nusra.

 9. Civiles asesinados y mutilados: es obvio e inevitable que el ataque de bombas, misiles ocasiona graves daños a la población civil, sea cual sea la intención.

10. No hay estrategia de resolución aparente: una vez en el meollo del ataque se desconoce cómo se va a salir del mismo, las consecuencias que derivará o si podría extenderse el conflicto a países vecinos como Líbano, Israel e Irán.

11. Existen alternativas: la negociación es el modo más justo en la consecución de objetivos a pesar de que sea costoso y se prolongue en el tiempo. Iniciar las conversaciones de paz como ejemplo de democracia.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Fuente: Yes Magazine

Leer más:
Refundar las Naciones Unidas. Opinión de Federico Mayor Zaragoza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>