Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

El Papa Francisco, inteligente y humanista. Opinión de Enric Juliana


enric julianaAdiós, Imperio.
El Papa jesuita y franciscano acaba de lanzar su primer satélite al espacio. En una larguísima entrevista con Antonio Spadaro, director de La Civilità Cattolica, la revista de referencia de la Compañía de Jesús, supervisada por la Secretaría de Estado de la Santa Sede, Francisco rompe de manera definitiva con el lenguaje circular, eufemístico y abstracto de los papas renacentistas (Joseph Ratzinger fue el último de ellos).

El Papa argentino tira a puerta de acuerdo con las reglas de la Nueva Mediática. Corto, cortante y que se entienda. “Yo nunca he sido de derechas”, dice en menos de ciento cuarenta caracteres y el tuit da la vuelta al planeta con cola plateada. El Sputnik de Francisco.

En el sistema de señales vigente en Roma desde 1850 (año de fundación de la revista), La Civilità Cattolica da a conocer el pensamiento de los jesuitas con visado del Vaticano y divulga ideas del Vaticano con lenguaje de los jesuitas. Puesto que el Papa es jesuita y la entrevista se ha publicado en otras dieciséis revistas de la Compañía de Jesús, el mensaje es totalmente inequívoco.

Seis meses después de su elección, el nuevo Papa afirma que él nunca ha sido de derechas y lo subraya con un apunte autocrítico: “Mi forma rápida y autoritaria de tomar decisiones me ha llevado a ser considerado un ultraconservador”.

Y aboga por un rápido abandono del ceño fruncido y la amonestación permanente.

“No podemos seguir insistiendo solo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual o al uso de anticonceptivos. Tenemos, por tanto, que encontrar un nuevo equilibrio, porque de otra manera el edificio moral de la Iglesia corre peligro de caer como un castillo de naipes, de perder la frescura y el perfume del Evangelio”. Más claro, el cielo de Roma un día despejado de septiembre.

¿Qué hace este Papa? Intenta alejar la Iglesia bimilenaria de las cercanías del viejo Poder analógico, para no sufrir su irreparable descrédito. Quiere que el catolicismo recupere fuerza, practicando la compasión y reconociendo la verdad de las nuevas periferias sociales. Más distancia del Imperio: lo acaba de demostrar levantando una barricada entre Obama y Siria. Alejarse de Babilonia, para reconciliarse con los desconcertados babilonios, solos y frágiles ante la nueva inmesidad de la sociedad low cost.

Este es el programa. ¿De izquierdas? No. Inteligente y humanista. La Iglesia ya ha captado cómo será el mundo del siglo XXI. Hay algo de Pier Paolo Pasolini en todo esto.

Enric Juliana
Publicado en: La Vanguardia

En Positivo no se identifica necesariamente con las opiniones publicadas que reflejan el pensamiento del columnista excepto, cuando los editoriales o artículos son firmados por la propia redacción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>