Domingo 25 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

El niño que soñaba con erradicar la sed de Africa


Un sueño cumplido
Hay quien se vuelve activista ya de adulto mientras que otros nacen siendo activista, tal es el caso del joven canadiense Ryan Hreljac. A sus 21 años, este estudiante en Desarrollo Internacional y Ciencias Políticas de la Universidad King’s College se ha convertido en ejemplo de altruismo.

Todo comenzó un día de enero de 1998 cuando Ryan se encontraba en la escuela y  quedó impresionado ante el relato de su profesora sobre la precaria situación de mucha gente sin acceso a agua potable. Asimismo la maestra explicó  cómo estas personas deben recorrer largas distancias a veces tan solo para conseguir agua sucia.

Ryan que por aquel entonces tenía 6 años advirtió la desigualdad “conté los pasos que había que dar desde el aula a la fuente más cercana y eran únicamente diez”.

A raíz de este momento,  y a pesar de su corta edad, Ryan decidió hacer algo al respecto solicitando a sus padres 70 dólares para comprar un pequeño pozo. Su madre Susan le dijo que debía ganárselos por sí mismo mediante tareas en casa con las que Ryan ganaba algunos dólares a la semana. Pero la organización WaterCan le informó del coste total en la construcción de un pozo en África que ascendía a 2.000 dólares.

Lo que en un niño podría significar desilusión se convirtió en el mayor desafío.

Gracias a su entusiasmo consiguió el favor y las donaciones necesarias para construir el primer pozo en una escuela de Uganda.

Este primera acción solidaria dio paso a muchas otras a través de su fundación Ryan’s Well. Desde el 2001 trabaja por mitigar la sed de los desfavorecidos, más de 740 proyectos de agua y 990 letrinas que traen agua potable y saneamiento a más de 789.900 personas de unos 20 países, fundamentalmente en África y la olvidada Haití.

El sueño que germinó en su niñez es hoy un proyecto de gran alcance. Pues Ryan asegura que todo depende de la voluntad individual por marcar la diferencia “cualquiera puede hacer un cambio positivo en el mundo, tiene que encontrar algo que le apasiona y emprender las medidas para actuar. En mi caso es el agua y saneamiento”. 

Aquí el vídeo que narra su historia:

Más Información:  Ryan’s Well Foundation

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:
Practicar el altruismo produce la experiencia que llamamos felicidad 
Una nueva filantropía para motivar un cambio social 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>