Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Un faro positivo. Editorial de Jorge Dobner


El primer viaje apostólico del papa Francisco I ha sido la puesta de largo de una renovada Iglesia Católica. Con motivo de la 28ª edición de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) se ratifica lo que era un aviso, Jorge Mario Bergoglio, obispo de Roma – tal y como se autodenomina – afrontará las reformas pertinentes en el seno de la curia.

“En Río de Janeiro acaba de dejar claro que con Francisco llega otra Rerum Novarum”, apunta el periodista Enric Juliana. Por aquel entonces el papa Leon XIII también sufrió la crisis social que laceraba Europa.

En esta ocasión es sólo el preludio de lo que nos espera, pero el mensaje honesto y profundo de Francisco I ya ha calado en el corazón de la gente. Hemos visto en Brasil como resucita el fervor dormido con una afluencia de más de tres millones de personas.

Pues carisma y naturalidad son sus señas de identidad, un papa que mueve masas, se acerca sin miedo a ellas.

Durante la gira desplegó las dotes comunicativas que se presumen y en cambio escasean dentro de la clase política. Así el papa recupera los valores originales del politikós de acuerdo a su etimología “ciudadanos que se preocupan por los asuntos del Estado y participan en los juicios” siendo un referente necesario para aquellos idiotikós que se interesan únicamente por “intereses privados”.

Compromiso y servicio al pueblo con la dura crítica a los casos de injusticia y corrupción en señal de apoyo a los manifestantes “ustedes son los que tienen el futuro”.

También valentía al romper con anquilosadas tradiciones “Si una persona es gay, busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarla?

El Catecismo de la Iglesia Católica explica y dice que no se deben marginar a personas que tengan esa orientación”. Posición nada fácil en un contexto tan estructurado como la Iglesia Católica donde la instancia moral o superyó representa su misma esencia.

Porque esta Iglesia Católica al fin integradora de minorías es ejemplo de que la tolerancia se asienta en instituciones, países y culturas.

También esta semana, estamos gratamente sorprendidos al saber que el secretario de Estado estadounidense John Kerry ha activado las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos.

Ahora el fin de un conflicto que dura demasiado podría ser realidad como expresa en positivo el escritor Mario Vargas Llosa “Vivimos en una época en la que hemos visto convertirse en posibles cosas que parecían imposibles, como la transformación pacífica de África del Sur en un país multirracial y democrático, o la conversión de China Popular.

Algunos nuevos indicios que nos hacen ver la luz al final de túnel y el papa Francisco I puede marcar el camino a seguir.

Un faro positivo de referencia,  en especial,  para una clase política que necesita de nuevos valores, modelos e ideas.

Jorge Dobner
Editor
En Positivo

Leer más:
Algo se mueve en la barca de San Pedro
Un Papa libre y cordial

En Positivo no se identifica necesariamente con las opiniones publicadas que reflejan el pensamiento del columnista excepto, cuando los editoriales o artículos son firmados por la propia redacción.

1 comentario

  1. mirta Responder

    Esperemos que la clase política pueda interpretar y llevar a cabo los nuevos valores , ideas y paradigmas que se están implantando en todas las sociedades del mundo, que, aunque a veces no se oyen, ESTAN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>