Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

El futuro de la prensa personalizada


prensa-diarios-prensa personalizada-prensa online-diarios online.futuro de la prensa

La compra del Washington Post por parte de Jeff Boss, líder del portal de ventas Amazon, ha abierto un abanico de posibilidades para el periodismo y su modelo de negocio. ¿Irán de la mano comercio electrónico y periodismo online? ¿Se acabarán las ediciones impresas? ¿Todo será online y de pago? ¿Leeré noticias de, pongamos, “pizza” y tendré al lado banners persuasivos de Domino’s, Telepizza u otros?

Es todavía algo pronto para saber que ocurrirá con el periodismo y su modelo de negocio. Sin embargo, Bezos con el tirón de Amazon puede dar pistas.

Lo que haga Bezos con el Washington no tiene porqué determinar el devenir de las demás cabeceras que tendrán sus cuentas, ingresos y modelos de negocio independientes. 

De hecho, el Post y Amazon ya han ido de la mano antes de la compra de Bezos. Hace unos años, el rotativo empezó a incluir enlaces a Amazon en su sección de reseñas de libros, lo que permitió al Post recibir una pequeña porción de los ingresos de libros vendidos a través de esos enlaces. Pero la cantidad de dinero de estas iniciativas nunca fue muy alta, tal y como informa el Wall Street Journal.

Según esta misma fuente, es posible que con la dirección de Bezos, el Post estreche  el matrimonio comercial y editorial y se acerque a cabeceras como el diario sensacionalista alemán Bild, donde los lectores pueden comprar iPhones, relojes, uniformes de fútbol y libros de colección.

Esta dinámica es más habitual en la prensa estadounidense. Es el caso del  New York Times que vende artículos de colección y paquetes de viajes, mientras que News Corp. -propietario de The Wall Street Journal- ofrece vinos y otros productos. A su vez,  Los Angeles Times -de Tribune Co.-  posee una tienda física en su sede donde vende camisetas y cuadernos con su marca.

Estos pueden ser algunos de los ejemplos que puede tomar el Washington Post. Sin embargo, el tirón de Amazon puede suponer opciones mucho más allá de una tienda online, física o enlaces.

Uno de los valores más potentes de Amazon es poseer las pautas de consumo de sus usuarios.

Amazon sabe donde vive su usuario, lo que compra, cada cuanto, qué precios… y tantos datos más que sabe hasta recomendarnos futuras compras.

La misma fuente asegura que Amazon tiene potencial como para conocer los gustos editoriales del lector y hacerle llegar las últimas noticias, ajustadas a su gusto personal, como si de anuncios comerciales se tratara.

“Si usted compra pañales, quizás le recomendarán anuncios sobre educación a menores”, señala El Winnipeg Free Press.

No parece nada descabellado, y aquí entramos en el terreno de la hipótesis total, que lleguemos a punto en el que cada usuario tenga su portada personalizada del Washington Post en base a sus gustos, compras y últimas interacciones con la publicación -o con Amazon-.

Carlos Betriu
Redacción

Leer más:
El poder esta en las redes
La venta de “The Washington Post’, un auténtico terremoto
Dinero nuevo para un viejo medio. Opinión de Emily Bell

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>