Sábado 01 de Octubre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Huesos rotos… yesos impresos en 3D


husesos rotos, yeso3d, fractura de huesos

Si alguna vez has tenido un yeso, sabes que puede llegar a ser bastante desagradable. Son grandes, pesados y una oportunidad perfecta para que tus amigos hagan cualquier tipo de dibujos en contra de tu voluntad. Pero lo peor de todo, la falta de higiene, la comezón y el mal olor.

Ha habido casos en los que las personas no llegan a sanar totalmente, debido a que no soportan más el yeso y tienen que removerlo antes de que cumplan el período obligatorio de recuperación.

¿Pero porque tendría que ser tan molesto? ¿Acaso a nadie se le ha ocurrido una mejor solución para este problema? Al parecer a Jake Evill, un recién graduado de la Universidad de Wellington, sí se le ha ocurrido. Después de verse enredado en una situación “heroica”, donde salvó a su amigo en una pelea y resultó herido; se quebró la mano, por lo que estaba condenado a usar un yeso por meses.

Sorprendido por lo impráctico y desagradable de lo que significa usar este tipo de yesos de dos kilos causantes de comezón y mal olor, el joven diseñador decidió crear la “cortex cast” por su propia cuenta.

El nuevo enfoque de Evill, es un soporte para yeso 3D que se adapta ergonómicamente al contorno del brazo.

Aunque todavía es solo un concepto, el exoesqueleto será localizado solo en la zona lesionada, con todas las ventajas que ya se comentaron previamente, nada mal para un proyecto escolar.

Empezando a investigar la estructura del hueso, encontró que el trabecular, que está formado por pequeñas estructuras de celosía que forman el tejido interior del hueso, era la inspiración perfecta.

Fue la estructura en forma de nido de abeja, que inspiró el modelo de la corteza, ya que la naturaleza siempre tiene las respuestas correctas. “Esta forma natural encarna la cualidad de fortaleza, mientras que la luz, al igual que el hueso, protegen su interior”.

La idea es que los pacientes se tomen una prueba de rayos X de su fractura y la lesión escaneada en 3D. Una computadora determinaría la forma óptima del patrón y la estructura del dispositivo exo-esquelético, con material más denso, concentrado en el área donde la lesión se concentra y requiere mayor estabilidad.

El prototipo actual de Evill fue escaneado y enviado a Shapeways en los países bajos, para ser impreso en Nylon plástico. El exoesqueleto resultante será de aproximadamente 3 milímetros de espesor, con un peso de menos de 500 gramos.

Jake Evill hace énfasis que el diseño aún está en desarrollo; está trabajando en encontrar un material óptimo y un método superior para escanear la lesión. Lo siguiente sería trabajar con un hospital para probar los prototipos y encontrar un fabricante que haga el exoesqueleto nuevo, una realidad. Así mismo, dice que falta mucho trabajo por hacer y que está en búsqueda de socios.

El diseño viene a cambiar un método antiguo, en donde las innovaciones han sido prácticamente inexistentes desde principios del siglo XIX.

En un mundo donde la tecnología está exponencialmente en crecimiento, era de esperarse que algo pudiera hacerse diferente para mejorar la forma de tratar huesos fracturados.

Carlos Burgos
Redacción
Fuente: Wired

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>