Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Nuestro cerebro también necesita vacaciones


vacaciones-desconectar-cerebro-descanso-playas-relajarse

Vacaciones sin hacer nada.
Llegan las vacaciones,  es tiempo de ocio y relax. Después del trabajo continuado cuerpo y mente requieren total descanso lejos de cualquier ocupación. Según los expertos basta con dos días sin hacer  nada para volver con las pilas cargadas e  incluyen también el desconectar de las tecnologías.

De acuerdo a la opinión de Dan Bobinski, especialista en liderazgo en su proyecto online Management-Issues “Si la persona no se toma un tiempo de vacaciones –aunque sean esos dos días– su productividad y creatividad se verán afectadas”.

Tal vez algunos conciban como una misión imposible desatender su Smartphone, Tablet…pero al parecer para que nuestro cerebro descanse hay que arrinconar nuestra agenda y  rutinas.

En cuanto los viajes Bobinski recomienda volver al menos dos días antes de reanudar la vida  laboral pues el viaje significa horarios, ajetreo y cierta presión. Si nos desplazamos a cualquier lugar natural o relajante podemos estimular la creatividad.

Un estudio llevado a cabo por científicos del Instituto del Cerebro y la Médula Espinal (ICM, según  las siglas en francés), certificaron la hipótesis de que el cerebro advierte cuándo debe “encenderse” o “apagarse”. Gracias a una señal neuronal que se acumula (trabajar) o  desvanece (descansar) y  en caso de que no haya recompensas es más fácil que ésta se disipe.

Además otra investigación publicada en el 2011 en Frontiers in Neuroscience apunta a que una persona no bosteza necesariamente por aburrimiento o sueño. Ciertos casos relevan que el cerebro se está enfriando.

Por otro lado Baratunde Thurston, cómico norteamericano y autor del bestseller de The New York Times “How to be black” (Cómo ser negro), se autodenomina como “el hombre más conectado del mundo”  pero abandonó Internet durante 25 días. Thurston aconseja avisar a tu entorno sobre esta decisión también a través de las redes sociales y correo al tiempo que se precisa un sistema de contacto en caso de emergencia.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:
Internet modifica el cerebro 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>