Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Nelson Mandela, un figura siempre eterna


nelson mandela-mandela

El padre de la democracia multirracial.
Nacido el 18 de julio de 1918,  Nelson Mandela nos deja a tan sólo unos días  de su 95 cumpleaños. Original de Mvezo (Sudáfrica), un poblado de apenas 300 habitantes, hijo de una familia numerosa perteneciente al Clan Madiba de la etnia Xhosa.  Durante sus años de estudiante  en el Colegio Universitario de Fort Hare el joven Mandela ya muestra un carácter comprometido  y es  expulsado por participar en una huelga. Años más tarde las represalias serían mayores.

En 1944 Mandela inicia su andadura política al ingresar en el Congreso Nacional Africano (ANC) que combate la opresión de los negros sudafricanos a través de la no violencia.

Después de que Partido Nacional Sudafricano  llega al poder en 1948 con una política de segregación racial (apartheid), la ANC intensifica su actividad  y organiza campañas de desobediencia civil. Sucesivamente la figura de Mandela cobra protagonismo,  pasa a presidir la ANC y es detenido por primera vez. En 1955 proclama la Carta de la Libertad deseando un Estado multirracial, justo y democrático.

Su última detención coincide con  la apuesta de la ANC por la resistencia armada, se atacan instalaciones de valor  pero se excluye de los atentados a las personas. Nelson Mandela es acusado de alta traición  junto a otros líderes del movimiento contra el apartheid. Un  juicio seguido a nivel internacional donde Mandela manifiesta una vez más su coraje y desafía a la corte, a pesar del riesgo a pena de muerte “Siempre he atesorado el ideal de una sociedad libre y democrática, en la que las personas puedan vivir juntas en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal para el que he vivido. Es un ideal por el que espero vivir, y si es necesario, es un ideal por el que estoy dispuesto a morir”. Finalmente en 1964 se le condena a cadena perpetua.

Tras pasar 27 años en prisión bajo unas condiciones difíciles, en 1990  Mandela es liberado. El presidente Frederik De Klerk tiene que ceder ante las presiones  e inician negociaciones para poner fin al apartheid. Este gesto de concordia permite la instauración de una democracia multirracial en Sudáfrica y en 1993  Mandela y De Klerk son galardonados con el Premio Nobel de la Paz.

Sudáfrica en 1994 convierte a Mandela en su primer presidente negro. Las primeras elecciones libres por sufragio universal que hacen partícipe a toda la población.

A partir de ese momento Mandela emprende un proceso de reconciliación nacional al tiempo que  se implica en causas como la erradicación del Sida.

Los últimos años están marcados por problemas de salud, especialmente una infección pulmonar, producto de los años en prisión. En el recuerdo su sonrisa amable y un símbolo que traspasa fronteras.

Sudáfrica se quedará huérfana y el mundo llorará  la pérdida de un líder excepcional.  Hasta siempre, Madiba.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:
http://enpositivo.com/2013/02/homenaje-a-mandela/
http://enpositivo.com/2013/06/conquistar-el-miedo/

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>