Domingo 25 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Podremos navegar por Internet únicamente con la mirada


enobio-cerebroParece que algún día –cada vez más cercano- podremos navegar por Internet únicamente con la mirada, estimular determinadas zonas de nuestro cerebro e incluso aumentar nuestra inteligencia. El camino es largo y difícil pero todo esto parece más palpable después de conversar en exclusiva para En Positivo con Alejandro Riera, un doctor en Neurociencia por la Universidad de Barcelona.

Entre ‘samosas’, arroz basmati, olor a curry y desde todo lo que implica el caos de la India, Alejandro Riera aporta su granito de arena en este futuro experimental cada vez más cercano. Desde tierras indias, está sondeando nuevos mercados para la empresa tecnológica Starlab Barcelona S.L. En concreto para los productos Enobio y Starstim.

El primero es un gorro ‘wireless’ que se aplica directamente sobre la cabeza y mide nuestra actividad cerebral. El segundo permite estimular ciertas zonas del cerebro.

Enobio-gorro-cerebro-Alejandro Riera

En palabras de Alejandro, Enobio permite “conocer el estado emocional de una persona” y medir, por ejemplo, “su nivel de estrés o carga de trabajo”. Esta información cerebral es muy útil para pacientes afectados con patologías psiquiátricas, como “la epilepsia o las alteraciones del sueño”, añade.

El gorro permite “recoger y extraer mucha información” y, mediante el análisis de datos, se pueden “conocer y predecir posibles ataques o trastornos”.

La principal ventaja de Enobio es que “es muy fácil de poner” y puede transmitir los datos por Internet, de manera que “un usuario puede utilizarlo en su casa y el médico puede ver a tiempo real la actividad cerebral de dicho paciente, aunque se encuentren en países distintos”.

Además del control en pacientes, Enobio se puede aplicar en campos “no tan tradicionales” como la realiad aumentada, ‘affective computing’ o ‘pervasive computing’. Estas salidas permiten que un usuario que entra en un sistema de realidad virtual pueda interactuar de acuerdo con su estado de ánimo real.

En esta línea, hay otra salida “que está muy de moda”, según el investigador, que es la BCI -del inglés Interfaz Cerebro Computador- que transforma directamente las ondas cerebrales en órdenes para controlar diferentes sensores, como por ejemplo un ordenador: “si pienso que estoy moviendo la mano derecha, el puntero de mi ordenador se moverá en la misma dirección”.

Los BCI son especialmente útiles para gente con movilidad reducida ya que permiten “controlar una silla de ruedas con los pensamientos”, señala el entrevistado. Y con una vuelta de tuerca más, las posiblidades se multiplican. Hasta podemos “oír lo que pensamos”, manifiesta Alejandro tras mencionar la experiencia de un grupo de la Universidad Pompeu Fabra que ha integrado Enobio con el aparato de música experimental Reactable y han logrado convertir, así, las ondas cerebrales o pulsos cardíacos en música.

Aparte de Enobio, la empresa Starlab también ha desarrollado el neuroestimulador Starstim que persigue “fines más terapéuticos”. El aparato “puede estimular ciertas partes del cerebro inyectando corrientes muy pequeñas” y “está pensado para el tratamiento de la depresión, dolor crónico, rehabilitación neurocognitiva… y hasta para aumentar la inteligencia!”.

Es pronto para valorar que caminos nos abrirán Enobio, Starstim, la realidad aumentada o conceptos tan nuevos como el BCI. El mismo Alejandro reconoce que las posibilidades son “muchas”.

Sin embargo, el mismo sugiere que la mejor manera para saberlo es “centrándonos en el presente, que la India es muy grande”.

Video de como funciona Enobio:

Carlos Betriu
Redacción

Más información:
Alejandro Riera recoge sus experiencias personales y profesionales en la India en su Blog personal
Web de la empresa Starlab

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>