Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Nueva técnica para reducir abortos


Embarazo-aborto.embriones-embarazo feliz

Nuevo sistema para saber cuáles son sus posibilidades de éxito de un embarazo.
Investigadores británicos han demostrado que la monitorización continua del crecimiento de un embrión antes de la implantación en el útero puede identificar a aquellos que no tienen anomalías cromosómicas.

Un equipo de Manchester especializado en la fertilización in vitro (FIV) ha demostrado la eficacia de una nueva técnica que se utiliza para reducir el riesgo de la mala implantación del embrión o aborto involuntario.

Los científicos usan un dispositivo llamado Embryoscope que controla casi el seguimiento continuo del crecimiento de un embrión durante los primeros cinco días después de la fertilización, con una imagen cada 10 o 20 minutos. A través de ellas, según se explica en la revista Reproductive BioMedicine Online, se puede mejorar la tasa de éxito de los nacimientos de FIV en un 56%.

“Esta técnica permite una película que ofrece información muy detallada acerca de la velocidad y el constante crecimiento del embrión, dos criterios importantes a la hora de que los embriones fertilizados tengan la oportunidad de ser implementado con éxito en el vientre de la madre y puedan dar un embarazo exitoso”, dice Thomas Fréour, biólogo al servicio de CHU de Nantes, el primer servicio de Francia en utilizar esta tecnología desde 2011. “Estos resultados son todavía preliminares, pero sí confirman que el vínculo entre la sospecha de la tasa de desarrollo de embriones y embarazos exitosos “, señala el biólogo.

Convencionalmente, el control de la proliferación de células embrionarias se realiza dejando los embriones de la incubadora para observarlos bajo el microscopio una vez al día. Una práctica complicada y menos fiable para detectar cualquier crecimiento anormal.

Casi dos tercios de los embriones humanos tienen anomalías cromosómicas que pueden descarrilar su implantación en el útero, o dar lugar al aborto involuntario.

Los embriones se clasificaron después de la observación continua en tres categorías de riesgo, bajo, medio y alto. Once embarazos resultaron en nacidos a partir de embriones de bajo riesgo, una tasa de éxito del 61% frente a sólo cinco en el grupo de riesgo medio (19% de éxito) y ninguno en el grupo de alto riesgo.
Este tipo de diagnóstico preimplantacional está muy controlado en Francia, y se practica sólo en circunstancias excepcionales.

“La tecnología sigue siendo cara, ya que la máquina que puede vigilar continuamente a embriones de seis pacientes cuesta alrededor de € 90.000, pero en realidad proporciona información valiosa antes de la implantación”, completa Fréour Thomas. “Esta información no solo es útil para el equipo médico, sino también para las parejas que desean tener un hijo, sobre todo porque puede ayudar a entender cuáles son sus posibilidades de éxito”.

Héctor Anaya
Redacción

Fuente: Le Figaro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>