Domingo 25 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Dar, recibir y bailar


lazos sociales-manos unidas-solidaridad-cambio social-cooperacion

Reconstruir una cultura de confianza, empatía y compasión.

“Dar, recibir y bailar”, para Nipun Mehta -empresario y padre del proyecto no lucrativo ServiceSpace– estos son los tres elementos que deben seguir los jóvenes para reconstruir una sociedad “más conectada que nunca” pero que necesita “reconstruir sus lazos de amistad”. Estos son los consejos que el empresario trasladó a los estudiantes de la Facultad de Harker (San José, California) en su discurso de graduación.

Nipun Mehta-Nipun-Mehta

En su mensaje, Nipun lanza a los jóvenes el reto de reconstruir “una cultura de confianza, empatía y compasión” en un mundo pardójico que, por un lado, se mueve entre la cultura de Facebook que “alcanza 150.000 de conexiones cada día” y, por el otro, con informes que “prueban que de media los americanos solo poseen un único amigo con el que se puede contar de verdad”.

Además, el conferenciante recuerda que este mes de Mayo la revista Time situó en portada un reportaje que definía a los jóvenes como la generación “Yo, yo, yo”. En palabras de Mehta, la juventud ha de dar el paso hacia la generación “nosotros, nosotros, nosotros”. Ante esta situación y basándose en su trayectoria personal, Nipun Mehta recomienda a los jóvenes tres pasos a seguir: dar, recibir y bailar.

Dar
Mehta recuerda a la audiencia que es el líder del proyecto ServiceSpace, una iniciativa que ofrece únicamente para las ONG la construcción de webs sin ningún tipo de recargo. “Desde su creación, el verdadero propósito era la generosidad”, sostiene el ponente. Y el negoció funcionó y funciona.

Tal es el éxito que una década después, lanzaron el concepto Karma Kitchen, un restaurante en el que la cuenta es gratis y el ticket presenta este lema. “Alguien pagó su comida antes que usted, ahora es su oportunidad devolver el favor”. 25.000 comidas más tarde, el negocio continúa alrededor del mundo.

En palabras del ponente: “La gente subestima sistemáticamente la generosidad, pero los seres humanos están predispuestos a dar”.

Recibir
El ponente asegura que “cuando damos, creemos que estamos ayudando a los demás. Eso es cierto, pero también nos estamos ayudando a nosotros mismos. Con cualquier acto hacia el prójimo, sentimos una sensación de agradecimiento”. O, parafreseando al Dalai Lama “es al dar que recibimos”, concluye Mehta.

Bailar
Según Mehta, “Los mejores bailarines nunca se centran únicamente en la mecánica de sus movimientos. Ellos saben cómo dejarse ir, sintonizar con el ritmo y sincronizarse con su pareja”. Él defiende trasladar esta filosofía en el dar y recibir.

Según el ponente: “la verdadera recompensa no radica en el valor de lo que se intercambia, la verdadera recompensa está en lo que fluye entre nosotros, nuestra conexión”.

Luther King
Mehta concluyó su discurso apelando a Martin Luther King. Él dijo: “todo el mundo puede ser grande, porque todo el mundo puede servir.” Es decir que “no es necesario conocer la segunda ley de la termodinámica para servir, sólo se necesita un corazón lleno de gracia y un alma generada por el amor”.

Carlos Betriu
Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>