Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

La “arrogancia tecnológica” de los niños


desconectados-unplugged-niños conectados

Una vida “unplugged”.
Muchas iniciativas para padres ahora están tratando de contrarrestar la “arrogancia tecnológica” que parece llegar a nuestros hijos a partir de sus primeros diez años de vida, a través de múltiples plataformas (smartphone, Facebook, televisión, videojuegos, etc.).

Susan Maushart, periodista en Nueva York, habla en su libro Descanso (Ed. NIL) sobre las dificultades que todo el mundo (incluido ella misma) deben de soportar para aceptar una vida “unplugged” (desconectado), pero ofrece un balance positivo ya que, al final de esta abstinencia forzada, vio a sus hijos vivir “una vida más plena” y poder “llevar a cabo razonamientos más lógicos y creativos”.

Otra opción es acercar a los niños a la meditación como ha realizado un especialista británico de la Universidad de Oxford que desarrolla programas de formación de ocho semanas centrados en la atención a los escolares. Hoy en día, su eslogan “respirar y ser” es seguido por niños de 12 países.

Nicole Prieur, una psicoterapeuta autora de A nuestros hijos, estos filósofos pequeños (Ed. Albin Michel), nos habla de la importancia de desarrollar una capacidad de reflexión profunda, “Una vez que tienen seis o siete años, mis pequeños pacientes me hacen preguntas existenciales: ¿De dónde soy? ¿Por qué morimos? .

Tienen este sentido de cuestionar el origen, nuestra finitud, que es innata y común a todos los niños, y que marca nuestra interioridad “, señaló la psicoterapeuta.

“Es necesario inculcar a nuestros hijos la capacidad de razonar y reflexionar por ellos mismos, ya que si adquieren este hábito desde la infancia, les saldrá por si solo en la edad adulta”, indicó Prieur.

Lo importante, por tanto, es mostrar al niño que es capaz de reflexionar por él mismo, que es capaz de “desconectar” por unos instantes del entorno que le rodea, y dejar de lado tanta tecnología y bombardeo de información.

Ello es necesario, no solo para potenciar una reflexión madura y autónoma en los menores, sino para potenciar una mayor espiritualidad y paz interior en los mismos, y evitar que de adultos se dejen llevar por la ansiedad y el estrés.

Héctor Anaya
Redacción

Fuente: Le Figaro

1 comentario

  1. Mixemanal de semillas de cambio+ Nº 5 | Hacia Rutas de Cambio Positivo (beta V.1.05) Responder

    […] Os facilito un breve post que habla sobre una vida desconectada, Una vida “unplugged” […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>