Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Una vida satisfactoria es una conquista cotidiana


sentirse bien-vida satisfactoria-alegria-optimismo-positivismo-motivacion-educanet
Valentí Fuster receta motivación.
Fue a raíz de una conversación con su hijo Pau que el cardiólogo Valentí Fuster decidió escribir El círculo de la motivación. Pau pasaba en aquella época por una fase de desánimo y Fuster, intentando ayudarle, le explicó lo que hacía él cuando se encontraba en esa misma situación.

Le dijo que imaginaba un círculo. Aquel círculo estaba dividido en cuatro cuadrantes. Uno era el de la frustración, en la que estaba entonces Pau y en la que él mismo había estado en otras ocasiones. El siguiente, girando en el sentido de las agujas del reloj, era el de la motivación. Después venía el de la satisfacción. Seguía el de la pasividad. Y vuelta a empezar, regreso a la frustración.

“A todos nos puede ocurrir -explica Fuster en entrevista telefónica desde Nueva York- que después de hacer algo que nos motiva nos sintamos satisfechos, pero que después entremos en un estado de pasividad, porque ya no nos llena tanto seguir haciendo lo que antes nos ilusionaba, y de ahí pasemos a la frustración, de la que no salimos hasta que encontramos algo que nos vuelve a motivar”.

Fuster, de mentalidad racional y sistemática, no había compartido con nadie su idea del círculo. “Me parecía una metáfora muy poco científica, de ir por casa”, se justifica. Pero se encontró con que la misma idea que lo había ayudado a él también ayudó a su hijo Pau. Y ha sido útil después a otras personas con las que ha compartido su idea.

“En lo esencial, todos somos muy parecidos”, explica.

“Pasamos por momentos buenos y momentos malos, y tenemos el mismo problema de cómo motivarnos. Y, una vez lo estamos, cómo mantenernos motivados”.

Para evitar que se le vea como una persona que da consejos desde una tarima, Fuster ha decidido revelar aspectos de su vida personal que en el pasado había preferido mantener en privado. Explica cómo reaccionó cuando se le diagnosticó un cáncer de próstata en el 2008, así como las dudas y temores a los que se enfrentó. Explica también lo mal que lo pasó cuando la mujer de un amigo que había muerto lo demandó por negligencia y tuvo que sentarse en el banquillo de los acusados.

 

el criculo de la motivacion-valenti fuster-CIRCULO-MOTIVACION

En El círculo de la motivación (Ed. Planeta; en catalán, Ed. Columna) no se encuentra al Fuster conferenciante que habla para grandes audiencias, sino al médico que se encuentra a solas con un paciente en la intimidad de la consulta o al amigo con quien se comparten confidencias cenando juntos.

“Todos pasamos por momentos en que nos sentimos vulnerables y en que corremos el riesgo de instalarnos en un estado de negatividad”, dice el cardiólogo.

Para volver a un estado de motivación, Fuster ha ideado una teoría que él llama “las cuatro T y las cuatro A”. Tampoco es muy científica, pero también le funciona. Las T son el tiempo para reflexionar; el talento que todos tenemos para hacer unas cosas y no otras; transmitir optimismo, “que es algo que en España falla porque se pierden muchas energías con la negatividad y la envidia”, y la tutoría de personas que reconozcamos que nos pueden guiar.

En cuanto a las cuatro A, Fuster las clasifica en una actitud positiva; la aceptación de lo que somos y lo que tenemos, en lugar de pretender ser como otros; la autenticidad de ser coherentes con nuestra manera de ser y con nuestras ideas, en lugar de actuar con autoengaño o falsedad, y el altruismo.

De todas ellas, “la más importante es el altruismo”, destaca Fuster. “Quien más da, más recibe a cambio en forma de autoestima. Y quien más recibe, más da. Es un proceso que se retroalimenta.

El altruismo es clave porque potencia otros aspectos de la motivación. En cambio el egoísmo, aunque pueda parecer que nos dará más satisfacción, conduce más fácilmente a la negatividad y a la frustración”.

Pero poner esta receta de la motivación en práctica, advierte Fuster, requiere un esfuerzo. “La buena noticia es que todos podemos hacer ese viaje; la mala, que no hay atajos”, escribe en El círculo de la motivación. “Una vida satisfactoria es una conquista cotidiana”.

Josep Corbella
Fuente: La Vanguardia

 

1 comentario

  1. Guillermo Responder

    Extrordinario. Todos debemos vivir de motivación en motivación. Genial por lo simple profundo y práctico. Bien por Fuster

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>