Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

La tecnología futurista comienza a ser una realidad


interaccion humana-gestos-tecnologia futurista-Minority_report_Touch-Screen

La conquista de la interacción eficaz.
En el año 2002 el director de cine Steven Spielberg sorprendía a propios y extraños con la vanguardista película Minority Report. El protagonista, Tom Cruise, en su papel como agente de policía se adelantaba al futuro para combatir crímenes que aún no habían sucedido. Famosas las secuencias en las que manipulaba imágenes: maximizándolas, desplazándolas etc. sobre una pantalla táctil virtual. Esta visionaria idea – por aquel entonces lejana – parece ser ya una realidad.

Así lo confirma la revolucionaria tecnología de MYO, un dispositivo de brazalete capaz de detectar y codificar los movimientos de los dedos a través de los músculos del brazo, e incluso anticiparse a dichos movimientos.

De acuerdo a las palabras de Thalmic Labs, empresa creadora de este invento, “Myo ofrece la posibilidad de medir la actividad eléctrica en los músculos de forma instantánea”.

Pues con un simple movimiento podemos controlar todo tipo de equipos tecnológicos: PC, smarthphone, tableta, consolas, maquinaria…

También Microsoft ha desarrollado prototipos similares y cuenta con unas pocas patentes dentro de este campo, pero en su propósito aún no ha alcanzado la precisión de un ratón tradicional.

¿Cómo funciona?
Los electrodos y acelerómetros actúan sobre el dispositivo MYO para medir la electricidad que genera los músculos del antebrazo y así “leer” los diferentes movimientos de los dedos y brazo. Por ejemplo con un simple chasquido de dedos podemos reproducir una pista de iTunes. Gracias a estos dispositivos inteligentes API que optimizan la interacción eficaz se nos brindan múltiples oportunidades: ganar una nueva experiencia, destinado a personas con prótesis en extremidades, entrenamiento o capacitación virtual para los atletas.

Además podemos hacer uso de los brazaletes MYO en ambos brazos con lo que incrementamos su eficacia sobre diseños, organización y visualización en la presentación de diapositivas.

A pesar que aún no tenga la exactitud de otros nuevos productos inalámbricos como el ratón 3D de Mycestro, puede presentar ventajas a largo plazo por su completo sistema de generador de señal sobre los músculos. También el nuevo Alfa IMS de prótesis de retina sobre un ojo biónico o aplicación de un sensor de cabeza para cargar el transdérmico inductivo, nos adelanta la conveniencia de este invento.

Para todos aquellos interesados podrán adquirir MYO en el último trimestre de este año y ya pueden hacer los pedidos por un coste de 149 dólares. El sistema será compatible con OSX, Windows, iOS y Android al tiempo que está abierto al desarrollo de nuevas aplicaciones.

De otra parte encontramos otro sistema de control gestual, Leap Motion, en relación directa con el PC.

Se trata de un pequeño dispositivo situado frente la pantalla que consigue capturar con gran precisión los movimientos de nuestras manos, dedos, e incluso objetos.

Sigue el modelo de un Kinect (controlador de juego libre y entretenimiento) pero en este caso amplía sus funciones lúdicas a un sentido más práctico, por ejemplo al escribir en el aire percibe los matices de nuestra caligrafía. Ideado por la startup San Francisco, garantiza una precisión 200 veces mayor que cualquier otro sistema y su objetivo es el de reemplazar al teclado y ratón.

Sin embargo escuchando anteriores manifestaciones del tristemente fallecido, Steve Jobs, cuestionan su funcionalidad en tareas prolongadas “Quedan genial durante una demostración, pero tras un pequeño período de tiempo empiezas a sentirte fatigado y tras un rato más tu brazo ya quiere que lo bajes”. Pese a todo es factible la integración del mismo en Macs – en la línea de Magic Mouse – para ejecutar tareas simples y específicas como la modelación de figuras 3D. A su vez se advierte la buena compatibilidad con Windows 8, ya que el interfaz metro resulta algo incómodo para dirigir el ratón.

¿Cómo funciona?
Emplea un sistema óptico que registra los movimientos de los dedos con LEDs infrarrojos y cámaras al tiempo que realiza el seguimiento de cientos miles de puntos a la vez. La configuración es muy básica ya que tan solo hay que conectarlo vía USB sin necesidad de calibrado y compatible con Mac OS X y Windows 7/8. Además su precio asequible en el mercado de 70 euros es una notable ventaja.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>