Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Las heridas serán invisibles


cama de agujas-parche-heridas-cicatrices

Las cicatrices casi ni se verán.
Científicos de Estados Unidos diseñaron un apósito a semejanza de una tirita cubierto de agujas microscópicas para cicatrizar heridas quirúrgicas.

El parche denominado “cama de agujas”, inspirado en un gusano parasitario llamado Pomphorhynchus laevis, fija los injertos de piel sin necesidad de grapas.

El nuevo parche haría posible que no se volvieran a utilizar grapas o puntos para fijar los injertos de piel.

Los científicos e inventores de dicho apósito fueron el doctor Jeffrey Karp y su equipo, que se fijaron en la naturaleza, -una vez más-en el gusano parasitario que actúa de la misma manera dentro de las especies marinas.

Este parásito se ancla a la superficie resbalosa del intestino del anfitrión con la ayuda de espinas microscópicas que perforan la superficie y, una vez húmedas, se hinchan para asegurar el agarre. De la misma manera, el apósito realiza una función similar.

El apósito se agarra a la piel como si de arpones se trataran pero realizados en agujas de plástico.

“Este diseño único permite que las agujas se adhieran a tejidos suaves con un daño mínimo”, explicó el científico.

“Además, a la hora de retirar el adhesivo, comparado con las grapas, hay menos trauma infligido en el tejido, la sangre y los nervios, al mismo tiempo que reduce el riesgo de infección”.

Las cicatrices, podrían llegar a no verse nunca más.

Alejandro Miralles
Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>