Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Los líderes mundiales en libertad de prensa


Mapa Mundial de la Libertad de Prensa.
El puesto que ocupan la mayoría de países ya no se debe a dramáticos acontecimientos políticos, sino más bien a sus iniciativas y a la actitud a medio y largo plazo de sus gobiernos con respeto a la libertad de prensa.

En los puestos más altos de la clasificación se mantienen los mismos tres países que encabezaron la lista del año pasado. Por tercer año consecutivo, Finlandia es el país que más respeta la libertad de prensa, seguido por los Países Bajos y Noruega.

A pesar de la multitud de criterios que se han tenido en cuenta para elaborar este índice, desde iniciativas legislativas a violencia contra profesionales de los medios de comunicación, lo cierto es que los países democráticos ocupan de forma mayoritaria los primeros puestos, y los dictatoriales, la parte más baja de la tabla. Turkmenistán, Corea del Norte y Eritrea, ocupan, un año más, las últimas posiciones.

La Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada por Reporteros Sin Fronteras no tiene en cuenta de forma directa el tipo de sistema político de cada país, pero está claro que los sistemas democráticos aportan un marco de mayor protección a la libertad de producir y distribuir noticias que los países donde se violan los derechos humanos”, afirma Christophe Deloire, Secretario General de Reporteros Sin Fronteras.

El elevado número de periodistas e internautas asesinados por causas relacionadas con el ejercicio de la profesión -una cifra sin precedentes en el Barómetro Anual de RSF-, ha tenido una importancia obviamente significativa en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa. Somalia, Siria, México y Pakistán tienen los registros más elevados.

Los primeros y los últimos
Los países nórdicos han vuelto a demostrar su capacidad para mantener un ambiente óptimo para los informadores.

Finlandia, Países Bajos y Noruega se mantienen en los primeros puestos de la Calificación. Canadá ha evitado por poco salir de las primeras 20 posiciones y Andorra y Liechtenstein han entrado por primera vez, dentro de los 10 primeros.

En el otro extremo, Turkmenistán, Corea del Norte y Eritrea – vuelve una vez más a ocupar los tres últimos puestos de la Clasificación.

La llegada de Kim Jong-un al frente Corea del Norte no ha supuesto ningún cambio al absoluto control de la información en el país. Y Eritrea, sacudida recientemente por un breve motín de soldados en el Ministerio de Información, sigue siendo una enorme cárcel de periodistas. Por su parte, el régimen de Turkmenistán, a pesar del discurso reformista de sus autoridades, no ha cedido un ápice su control totalitario de los medios de comunicación.

Siria y Somalia ocupan, por segundo año consecutivo, los puestos inmediatamente anteriores a los últimos tres clasificados, ambas con elevadas cifras de informadores asesinados en 2012. Irán, China, Vietnam, Cuba, Sudán y Yemen, cierran la lista de los diez peor clasifican.

En Irán este año, además de encarcelar a periodistas e internautas, el régimen ha pasado a acusar también a sus familiares, incluidos a los familiares de los profesionales exiliados.

“Modelos regionales” que no están a la altura
En casi todos los continentes varios países pretenden erigirse como “modelos regionales”, una realidad que contrasta con su caída en los puestos de la Clasificación. En América Latina, Brasil, motor económico de la región, continúa su descenso iniciado ya el año pasado. Los cinco periodistas asesinados en 2012, así como los persistentes problemas de pluralismo de los medios de comunicación, explican esta degradación. En Asia, la India ocupa su peor posición desde 2002, con una impunidad y una censura en Internet que van en aumento.

China por su parte, no da ninguna señal de mejora. En sus cárceles aún se encuentra un gran número de periodistas e internautas privados de liberad, mientras sus autoridades aplican una censura en Internet, cada vez más impopular, y siguen obstaculizando el acceso a la información.

En Europa del Este, Rusia pierde varias posiciones por el giro represivo tras el retorno a la presidencia de Vladimir Putin. La represión a las movilizaciones, sin precedentes, de la oposición, y la intolerable impunidad de la que gozan numerosos asesinos y agresores de periodistas, siguen caracterizando al país. Turquía, cuya importancia geopolítica aumenta aún más por el conflicto sirio, se hunde poco a poco en la Clasificación.

El país es hoy en día la primera cárcel del mundo de periodistas, en particular, de periodistas críticos con las autoridades sobre la cuestión kurda. África del Sur, a pesar de conservar un honorable puesto –la libertad de información es una realidad en el país– , lleva años perdiendo posiciones y ha salido por primera vez del grupo de los cincuenta países mejor clasificados. El periodismo de investigación se encuentra amenazado en el país por la “Ley de Protección de la Información del Estado”.

Las democracias se estancan o retroceden
La mayoría de países de la Unión Europea mantienen su status quo -16 de ellos todavía ocupan los primeros treinta lugares de la Clasificación- no obstante, el modelo europeo se erosiona, y esta realidad no debe ocultar las iniciativas legislativas iniciadas en 2011 que no han sido frenadas en 2012.

En Italia aún no se ha despenalizado la difamación, y las instituciones instrumentalizan peligrosamente la “ley mordaza”. Hungría aún paga el precio de sus reformas legislativas liberticidas, que han transformado considerablemente el ejercicio del periodismo en el país. La vertiginosa caída de Grecia es especialmente preocupante. Los periodistas tienen que ejercer su profesión en una situación social y profesional desastrosa, expuestos, tanto a la violencia de la policía como de grupos extremistas.

A Japón, la censura al problema nuclear y el fracaso en reformar el sistema “kishas clubs”, le ha costado una caída de más de 20 puestos.

Finalmente, en Argentina se ha tensado la situación por los conflicto entre ciertos grupos de la prensa y el gobierno, en particular por la nueva Ley de Medios. El país ha retrocedido cinco posiciones.

Alejandro Miralles
Redacción

Leer más:
http://enpositivo.com/2012/12/paises-mas-honestos/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>