Sábado 01 de Octubre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Somos lo que comemos


¿ Qué es la dieta macrobiótica ?
Cada vez nos preocupa más lo que comemos y somos conscientes de la necesidad de adquirir hábitos saludables. Un ritmo de vida frenético, comer rápido y mal, alimentos cargados de conservantes y aditivos…un día nuestro cuerpo se revela. Ya lo dijo el filósofo y antropólogo Ludwig Feuerbach con su célebre frase “somos lo que comemos”, así no nos debería extrañar que muchas de las enfermedades deriven en parte de una dieta descompensada.

Llegada desde Japón de la mano George Oshawa, la dieta macrobiótica integra en su filosofía la búsqueda del equilibrio físico y emocional – de acuerdo a los conceptos taoístas  ying y yang – a través de los alimentos.

Tal y como señala la experta Joana Palmero, miembro del equipo  de ESMACA (Escola Macrobiótica de Catalunya) “Consiste en aplicar las leyes de la naturaleza a nuestra forma de vida. Consumiendo la gran mayoría de los alimentos de nuestra zona, aprendiendo a escuchar nuestro cuerpo para identificar el efecto que tiene todo lo que hacemos en nosotros mismos”.

Hay cierta confusión con la dieta vegetariana porque a diferencia de esta la macrobiótica no restringe ningún alimento  y solo aconseja el consumo de los productos según determinadas  proporciones. De la misma forma advierte sobre la ingesta responsable de algunos alimentos como azúcares refinados, carnes rojas, lácteos, solanáceas (tomate, pimientos, berenjenas, patatas…) ya que “dependiendo del estado de salud pueden provocar desarreglos en el organismo”, apunta Joana.

Si saturamos nuestro organismo con dichos productos obstruimos la eliminación de ácidos y residuos nocivos de un modo natural.

Por tanto la macrobiótica es una beneficiosa herramienta para regular el sistema inmunológico y activar los mecanismos de defensa.

Las bondades de esta dieta la convierten en alternativa eficaz para prevenir enfermedades y mejorar la calidad de vida de los pacientes como ratifica Joana “Existe un estudio realizado en Estados Unidos en el que se demuestra que las personas que siguen una dieta macrobiótica tienen menos riesgo de padecer cardiopatías. Existen otros estudios que demuestran que hay menos riesgo de contraer diversos tipos de cáncer cuando se siguen dietas muy similares a la macrobiótica”.

La demanda de cursos de cocina macrobiótica va en aumento siempre con el consejo de especialistas en la materia que nos proporcionarán los conocimientos suficientes para llevarla  a cabo.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Más información:
www.esmaca.cat

Fuente: Actualidad Saludable

Leer más:
http://enpositivo.com/2013/01/longevos-en-ikaria/
http://enpositivo.com/2013/01/ser-vegano/
http://enpositivo.com/2013/01/la-revolucion-verde-en-europa/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>