Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

La riqueza de la biodiversidad sexual


Diferentes formas de ser y sentir.
Ya avanzado el siglo XXI y  un largo recorrido por entender finalmente los procesos de la naturaleza. Nacemos y morimos desnudos, por el camino forjamos nuestro carácter, adquirimos costumbres y cargamos nuestra mochila personal de estímulos externos varios, también de prejuicios e ideas preconcebidas.

Uno de los más notorios  y en pleno debate es el “sesgo heterosexista” el cual  presume de que todos los seres vivos se rigen por comportamientos heterosexuales.

Lo cierto es que el reino animal se enriquece de múltiples variantes en su diversidad de género e identidad sexual.  Entre los más peculiares encontramos la nudibranchia, un tipo de molusco gasterópodo que vive en el fondo del mar.

La evolución sexual de este invertebrado es asombrosa: nacen asexuales, a los nueve meses maduran como un macho y después de un par de años transmutan al sexo femenino.

Así pervierten e invierten cualquier “ley natural” de género y teoría humana al respecto.  Por si fuera poco estos hermafroditas se sustentan de una dieta carnívora, que incluye en sus formas el canibalismo de otros invertebrados y los huevos de nudibranchios. Cabe recordar que el hermafroditismo también es natural en otras especies: estrellas de mar, caracol, lombrices de tierra…la intersexualidad en su homólogo humano.

De la misma forma los biólogos han documentado la cotidianidad de la homosexualidad en los animales.

Tal es el caso del canadiense Bagemihl Bruce que demuestra dicho comportamiento en 500 especies diferentes “La homosexualidad presente en todas estas especies y la humanidad no nos impidió poblar el planeta ¿Cómo la homosexualidad puede ser peligrosa?”

La también bióloga estadounidense Joan Roughgarden en su libro Evolution’s Rainbow recompone la teoría de la evolución moderna original de Darwin al tiempo que profundiza sobre la diversidad sexual a partir de las acciones de genes y hormonas y cómo difieren entre sí en cuerpo y comportamientos.

Asimismo defiende el concepto de  naturaleza que engloba un amplio espectro sexual: heterosexualidad, homosexualidad, bisexualidad, hermafroditismo, intersexualidad, transexualidad…dentro de nuestra individualidad única.

Recientemente nos ha estremecido un caso en Tennessee (EE.UU) donde un Pitbull ha sido condenado a muerte por su dueño por el mero hecho de considerarlo gay. Por suerte fue rescatado por una amiga de los perros, Stephanie Fryns, que lo ha bautizado cariñosamente Elton.

Aprendamos a escuchar más a la naturaleza para que la intolerancia no nos ciegue.

Cristina Grao Escorihuela
Redacción

Leer más:
http://enpositivo.com/2012/11/educacion-sexual/
http://enpositivo.com/2012/09/los-motivos-para-hacer-el-amor/
http://enpositivo.com/2013/02/matrimonio-homosexual-en-francia/

 

1 comentario

  1. Phanor Brand Responder

    Eso puede ser muy cierto, pero entre los humanos tenemos que cuidarnos del peligro de pederastas y de otros degenerados tanto homosexuales como heterosexuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>