Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Un nuevo tipo de felicidad


¿Cómo ser más feliz con menos?
La recesión global actual y las preocupaciones ambientales y ecológicas, han generado que muchas personas reconsideren lo que es importante. Y para algunos, no es lo que poseen o lo que pueden comprar.

La consejera de vida y negocios Nicole A. Dunbar ha aprendido a vivir con menos, y lo ama. Antes de lanzar su propio negocio el año pasado, trabajaba de 50 a 70 horas semanales y vivía en la zona opulenta de Hyde Park, un vecindario adyacente a la casa en Chicago del presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Las cenas costosas con sus amigos no le daban descanso. Pero esos días se terminaron.

“Las personas en realidad no saben lo que necesitan. Una necesidad es la electricidad; un deseo es la televisión por cable”.

Como Dunbar, se trata de cambiar de carrera para hacer algo que amas, a pesar de ganar menos. Para otros puede significar vender sus automóviles y en su lugar depender de sus pies o del transporte público y servicios para compartir automóvil. 

La idea básica de estas personas es la “disminución voluntaria”, o aprender a vivir felizmente con menos “cosas”.

“Le compramos a los medios la idea de que el dinero compra la felicidad. Realmente intentamos lograrlo durante un par de generaciones, y no funcionó”, dijo Duane Elgin, autor de Simplicidad voluntaria: hacia un camino de vida que es externamente simple, internamente rico.

“¿Qué te importa? ¿Qué valoras? Es importante para las personas darse cuenta que no es simplemente la cantidad de cosas que consumimos. Se trata de nuestras familias, nuestro trabajo, nuestra conexión con el resto del mundo, nuestra dimensión espiritual. Se trata de cómo tocamos al mundo entero”.

Pero, ¿la simplicidad alguna vez se siente como un sacrificio?

“Nunca pienso en el minimalismo como una privación”, dijo. “En su lugar, es eliminar el exceso: objetos sin utilizar, compras innecesarias, tareas insatisfactorias, de tu vida. Puede que tenga muy pocas posesiones, pero tengo más espacio. Puede que tenga menos compromisos, pero tengo más tiempo.

El minimalismo es hacer espacio para lo que importa más”.

Y aquellos que simplifican su vida como Nicole Dunbar no han mirado atrás. “Escucho que las personas dicen: ‘Me gustaría poder hacer eso’. Sí puedes; solo necesitas comenzar a entender los deseos contra las necesidades”.

Alejandro Miralles
Redacción

Leer más:
http://enpositivo.com/2012/12/secretos-de-la-felicidad-11-actitudes-para-ser-feliz/
http://enpositivo.com/2013/01/actitudes-gente-feliz/
http://enpositivo.com/2013/01/el-sentido-de-la-vida/
http://enpositivo.com/2012/12/buscamos-la-felicidad/
http://enpositivo.com/2012/12/felicidad-saludable/
http://enpositivo.com/2012/12/felicidad-y-malas-noticias/

1 comentario

  1. p3ru Responder

    realmente vivimos totalmente llenos de deseos que adoptamos como necesidades…ridicula sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>