Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Este momento puede ser una oportunidad única


 

El pensamiento colectivo y la responsabilidad social.
Hace veinte años, David Korten se preguntó: ¿y si nos hubiéramos vuelto demasiado egoístas y no tuviéramos capacidad suficiente de salvar nuestra especie? En su libro “Religión, Ciencia y Espíritu:. Una historia sagrada de Nuestro Tiempo” abarca este tema.

Hace casi 20 años, al escribir el epílogo de Cuando las corporaciones gobiernan el mundo, se preguntó si las personas continuamos queriendo escuchar la orquesta del barco mientras se hunde.

¿Estaríamos luchando por nuestra supervivencia o estaríamos pensando directamente en pensar en hoy, solo en nosotros mismos y creernos el ombligo del mundo?

“A medida que la humanidad desarrolla su capacidad para la conciencia reflexiva, permite que el universo logre la auto-referencia del conocimiento de sí mismo. A través del despertar de la humanidad, el universo adquiere la capacidad de mirar hacia atrás y reflexionar sobre sí mismo, con asombro, admiración y agradecimiento. “Duane Elgin, Earth Awakening, p. 18.
La dimensión espiritual de la transformación se mantuvo en la periferia de su pensamiento.

Marcus Borg, un teólogo respetado académico y estudioso de Jesús declaró: “Dime tu imagen de Dios y te diré tu política.”

Borg explicó que la imagen de Dios como patriarca distante apoya una política de dominación. La imagen de Dios como un espíritu integral apoya una política de cooperación, de compasión y de solaridad. Señaló que ambas imágenes encuentran un fuerte apoyo en la Biblia cristiana.

Fue un recordatorio de la poderosa influencia de las historias por las cuales entendemos la naturaleza de la realidad y tienen en nuestros valores individuales y colectivas ,y en nuestro comportamiento.

Tomamos un paso importante hacia una conciencia más madura del individuo siempre y cuando adquirimos la capacidad de dar un paso atrás y ver nuestras creencias culturales como construcciones de nuestro decisiones colectivas.

Una vez que reconocemos que la cultura es una opción que viene con unas consecuencias, podemos aceptar la responsabilidad de nuestra elección de historias y por lo tanto de nuestro futuro común.

En El Gran Cambio: Del Imperio a la Comunidad de la Tierra, exploró el poder de enmarcar las historias culturales de la sociedad en relación con las etapas de desarrollo de la conciencia humana individual y colectiva.

Una nueva historia y el paso a la responsabilidad adulta.
Para navegar en la transición a una nueva economía requiere que demos el paso a la madurez y aceptar la responsabilidad adulta de las consecuencias de nuestras decisiones individuales y colectivas.

La cuestión de la responsabilidad de los adultos es central y tiene muchas dimensiones. Por ejemplo, si nos percibimos a ser hijos de un Dios distante padre en el cielo, nos sentimos inclinados a actuar como niños y asumir nuestro padre vigilante restringirá nuestros errores y nos protegen de sus consecuencias.

En palabras de los ancianos Hopi(tribu americana), “Nosotros somos los que hemos estado esperando.” La responsabilidad y la capacidad de actuar de manera consonante con el perpetuo bienestar del conjunto por lo tanto se encuentran con nosotros. Al aceptar esa responsabilidad, damos el paso a la madurez de nuestra especie.

Necesitamos un diálogo público abierto y respetuoso e involucrar a la gente de todas partes en una exploración de los fundamentos filosóficos y empíricos de nuestras respectivas historias de la creación y sus implicaciones para nuestro comportamiento y nuestro futuro común. En muchos aspectos, la propia investigación, siempre y cuando se mantenga una exploración respetuosa en lugar de un concurso de ideologías, puede ser más importante que cualquier conclusión particular.

Parece que estamos a punto de reconocer y celebrar, como especie, la realidad de la unidad del ser y sus implicaciones para nuestras relaciones con los demás, la tierra y el cosmos.

El momento nunca ha sido más justo y dado el ritmo acelerado del colapso económico, social y ambiental, este momento puede ser una oportunidad única.

David C. Korten es un economista estadounidense, autor y ex profesor de la Escuela de Negocios de Harvard, activista político, destacado crítico de la globalización corporativa Su obra más conocida publicación es Cuando las corporaciones gobiernan el mundo (1995 y 2001). En 2011, fue nombrado un visionario. Sus escritos son la base de la ideología de Barack Obama.

Alejandro Miralles
Redacción

Fuente: Yes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>