Martes 27 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

La motivación en el trabajo


 

Nueva investigación sobre el pensamiento creativo.
¿Qué nos motiva a hacer un gran trabajo? Es una vieja pregunta. Pero las antiguas respuestas – recompensas, reconocimiento, dinero, estabilidad – ya no parece ser suficiente. Como hemos pasado a una economía basada en el conocimiento, resulta que lo que nos impulsa también ha cambiado.

Una investigación reciente revela que cuando el pensamiento creativo es parte de tu descripción de trabajo, la motivación externa no funciona. La paga de fin de año o promocionar no inspiran a un mejor rendimiento.

Si somos capaces de imaginar un logro, nos vemos avanzando hacia esa meta, y entendemos que estamos adquiriendo nuevas habilidades y conocimientos, nos veremos obligados a hacer un gran trabajo.

Estamos intrínsecamente motivados cuando estamos haciendo una actividad para nosotros mismos, porque lo disfrutamos.

Por el contrario, la motivación extrínseca se produce cuando estamos haciendo algo por un sueldo o recompensa “extrínseca”.) Al interrogarnos a nosotros mismos sobre si somos capaces de hacer las cosas, hemos creado un reto que podemos controlar.

Ser capaz de decirnos a nosotros mismos que hemos resuelto problemas es lo que realmente nos motiva a seguir intentándolo .

Para los pensadores creativos, se identifican tres factores clave de motivación: la autonomía (auto-dirigida al trabajo), maestría (mejorando en la materia), y el fin (al servicio de una visión más grande). Los tres son motivadores intrínsecos. Incluso un propósito, que puede parecer una motivación externa, será internalizado si realmente crees en ella.

Un reciente estudio de Harvard refuerza aún más el poder de la motivación intrínseca. Teresa M. Amabile y Steven J. Kramer encontraron que el  motivador  número  1 para los empleados era el progreso – la sensación de que estaban avanzando y alcanzar un objetivo mayor. 

Cuando se trata de recomendaciones para los jefes creativos, Amabile y Kramer no se anduvieron con rodeos: ” Escrupulosamente, no obstaculizar el progreso mediante el cambio de objetivos autocráticamente, siendo indeciso. En definitiva, dar a sus miembros del equipo lo que necesitan para prosperar, y luego dejar que hagan su trabajo.

Esta es la visión con que los nuevos directivos deben afrontar una agria situación económicasi quieren que sus empleados y la sociedad mejore cualitativamente.

Alejandro Miralles
Redacción

Fuente: 99u

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>