Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

La actividad física practicada de forma periódica ayuda a retrasar al Alzheimer


Un estilo de vida activo puede retrasar el Alzheimer.
Según un estudio de investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (Estados Unidos), presentado en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de Norteamérica, la actividad física practicada de forma periódica ayuda a conservar la materia gris en el cerebro de los adultos, reduciendo, también, la enfermedad de Alzheimer.

La influencia de un estilo de vida activo ha sido analizada en una muestra de 876 adultos, con un promedio de edad de 78 años, cuya cognición osciló entre normal y demencia por Alzheimer.

En la investigación se obtuvieron los datos clínicos de 20 años, incluyendo el indice de masa corporal y los hábitos de estilo de vida de cada persona.

Entre las maneras de vivir, se incluyeron deportes recreativos, jardinería, andar en bicicleta, bailar y actividades atléticas (bici estática, pilates, etc.). “Sacamos a los pacientes de cuatro centros en todo el país y hemos sido capaces de evaluar la producción de energía en forma de kilocalorías a la semana”, explicó Ciro Raji, doctor de Radiología en la Universidad de California.

Ciro Raji y su equipo utilizaron imágenes de resonancia magnética y la técnica morfometría, basada en vóxel (unidad cúbica que compone un objeto tridimensional, equivalente al pixel en un objeto 3D) para modelar las relaciones entre la producción de energía y el volumen de la materia gris.

Tras un control por edad, tamaño de la cabeza, deterioro cognitivo, sexo, índice de masa corporal, educación, ubicación del sitio de estudio y enfermedad de la sustancia blanca, encontraron una fuerte asociación entre la producción de energía y el volumen de materia gris en áreas del cerebro cruciales para la función cognitiva.

El aumento del gasto calórico se relacionó con un mayor volumen de materia gris en los lóbulos frontal, temporal y parietal, incluyendo el hipocampo y los ganglios basales y hubo una fuerte asociación entre la alta producción de energía y un mayor volumen de materia gris en pacientes con deterioro cognitivo leve y Alzheimer.

Raji argumentó que el volumen de la materia gris es un indicador clave de la salud del cerebro, a mayor materia gris un cerebro sano, mientras que en la enfermedad de Alzheimer, se observa un volumen menor. Esto es debido a que la materia gris incluye las neuronas que funcionan en la cognición y los procesos cognitivos superiores.

“Lo más relevante del estudio es descubrir que una combinación de los estilos de vida y actividades beneficia el cerebro, además de ayudar a mejorar el flujo sanguíneo cerebral y fortalecer las conexiones neuronales” concluyó Raji, tras insistir en que el envejecimiento del cerebro puede ser aliviado a través de un estilo de vida activo.

Eva Ferraro
Redacción

Fuente: Europa Press

1 comentario

  1. Carla Responder

    Eso mismo decían de la lectura como posible cura para quien pudiera padecer este mal durante el envejecimiento y que sorpresa cuando Gabriel García Márquez fue diagnosticado por esta enfermedad, no pretendo ser negativo, mas bien realista… soy de las personas a favor del deporte y una dieta sana, pero hay enfermedades que con esta simple regla de vida no se podrán evitar, es algo normal el deterioro de nuestro bienestar es bueno saber afrontarlo para no frústranos y hacer de nuestra vida algo digno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>