Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Levántate temprano y rendirás más


El primer paso para ser superproductivo.
¿Cuál es el ingrediente secreto que difine a aquellos que alcanzan sus metas y los que no? Es muy sencillo: los que alcanzan sus metas se levantan temprano.

Un estudio reciente realizado por Christoph Randler, profesor de biología en la Universidad de Educación en Heidelberg, respalda la teoría de que los madrugadores tienden a tener un enfoque más proactivo y productivo.

Encuestaron a 367 estudiantes universitarios, preguntándoles cuando tenían más energía para desempeñar sus tareas diarias. Los estudiantes respondieron que por la mañana era cuando creían que se sentían con más ganas de desarrollar su potencial.

Entonces, a todos aquellos que se nos pegan las sábanas por la mañana, que dejamos que el despertador suene una y otra vez ¿cómo podemos convertirnos en madrugadores?

Levantarse temprano es como la mayoría de los hábitos: al principio, cuesta. A continuación, consejos para empezar con buen pie:

1. Establece una hora exacta para levantarte
Si normalmente te levantas a las 11, es poco realista comenzar abruptamente y levantarte a las 7 de la mañana. Piensa a qué hora te gustaría levantarte por la mañana y trata de levantarte 30 minutos más temprano cada semana, hasta llegar a la hora que te gusta.

2. Acuéstate antes
De siete a ocho horas de sueño es la dosis recomendada para una productividad. Así que si te tienes que levantar a las 7, vete a dormir a las 00:00 como muy tarde. Si tratas de dormir menos que las horas recomendadas, no te aconsejo que vaya a rendir; más bien te dormirás en el trabajo o en clase.

3. Levántate de la cama inmediatamente
En el momento en que oigas el despertador o veas que la luz del sol empieza a molestarte, no postergues la hora del despertador ni te tapes la cabeza con el cojín; simplemente, arriba!

4. Expónte al sol
La luz solar es clave. Si tienes problemas para levantarte, no bajes tus persianas hasta abajo así tendrás un poco de luz natural para irte despertando lentamente y sin brusquedad. Una vez que te levantes, date un paseíto por la habitación así le dices a tu cuerpo: ¡ya estoy listo!

5. Desarrolla una rutina matinal.
Da igual lo que hagas: una flexiones, ducha y almuerzo o simplemente, prepararte un buen almuerzo cada día con zumo de naranaja, un bol de leche con cereales y unas tostadas con nutella… Así, es más probable que levantarse temprano sea una recompensa en vez de un suplicio…

6. La regla de los 30 días
De un día para el otro el cuerpo no se acostumbra a casi nada y levantarse temprano, no es una excepción. Para asimilar este nuevo hábito necesitarás 30 días consecutivos.

Con estos consejos, levantarte temprano te ayudará a sentirte mejor y descansar mejor. A la vez, puedes usar este tipo de rutina para estudiar, trabajar o hacer ejercicio de una manera constante.

Alejandro Miralles
Redacción

Más información:
http://www.helpguide.org/life/sleep_tips.htm
http://www.k-state.edu/counseling/topics/life/sleep.html

1 comentario

  1. Levántate temprano y rendirás más | Noticias Sindicadas Responder

    […] reciente estudio respalda la teoría de que los madrugadores rinden más y mejor. Seguir leyendo / Fuente » Post Relacionados:¡Levántate, y anda! El traje biónico consiste en un par de correas mecánicas […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>