Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Aprender del fracaso


Optimizando el fracaso
Un fracasado es un hombre que ha cometido un error, pero que no es capaz de convertirlo en experiencia”. Elbert Hubbard (1856-1915) Ensayista estadounidense.

A nadie les gusta fracasar, perder o no saber hacer las cosas a la primera. Pero, ¿que hubiéramos aprendido si no hubiéramos fracasado tantas veces?
Acuérdate los millones de veces que te has equivocado. A parte de haberte sentido mal y pensar que eres un completo inútil, quizá no te has dado cuenta que después del fracaso aprendiste y ahora eres más fuerte, más resistente y decidida.

La habilidad más importante a aprender es no dejar que el fracaso te impida intentarlo de nuevo. “Cuando el Sol salesale para todos

El éxito del fracaso es tener la sabiduría y la habilidad de preguntarse y solucionar dos cuestiones:¿Qué ha pasado?. ¿qué he aprendido?

Cuando abraces la idea de que sin fracaso no se puede crecer, podrás avanzar, perseguir tus sueños y si las circunstancias lo permiten, lograrlos.

¿Dónde estaríamos sin la invención de la bombilla? ¿donde estaríamos si Edison se hubiera rendido a la primera? ¡No podría siquiera escribir esto!

Para aquellos que les cueste aceptar el fracaso y aprender de él, he aquí cinco maneras de aprender del fracaso:

Acepta tus errores. enfréntalos sin vergüenza – si se trataba de una oportunidad perdida, una mala decisión, una mala idea, o una combinación de las tres. Métete en la cabeza que nadie es perfecto.

Sea realista con tus expectativas. ¿Te has preparado para el fracaso? Quizás te marcaste expectativas demasiado altas.

Reconoce que lo has intentado. No es algo habitual estar orgulloso de los fracasos pero al menos, has tenido valentía de afrontar nuevas vivencias

¡STOP!. Antes de que te auto fustigues, siéntete orgulloso y reconoce que te la experiencia te fue útil para aprender. Sé agradecido puesto que sin fracasar, no te hubieras llevado nada: ni malo, ni bueno.

Es hora de seguir adelante. Cuando hayas recapacitado y te hayas animado, ten presente que el mundo no se acaba a la primera oportunidad. Hay que creer en uno mismo y dejar atrás el pasado.

Si ves el fracaso como la oportunidad para aprender y para crecer, avanzarás en la vida.

Ten en cuenta que quien no arriesga y no fracasa, no está decidiendo, y las decisiones las toman otros por ti. ¿quieres decidir? FRACASA

Alejandro Miralles
Redacción

Más información:
http://www.rondunn.com/Preaching/Full%20TEXT/Why%20We%20Fail%20To%20Grow.htm
http://boss.blogs.nytimes.com/2012/04/10/why-small-businesses-fail-to-grow/

1 comentario

  1. Maria Responder

    Interesante propuesta, que cito en mi blog, en la entrada sobre los Nuevos profesionales: Aprender del fracaso: http://periodistia.blogspot.com.es/2013/07/nuevos-profesionales.html Gracias por la aportación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>