Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Robert Shiller, gurú de las finanzas de Yale, dice que hay que condonar deuda hipotecaria


“Hay que condonar parte de la deuda hipotecaria”
Entrevista a Robert Shiller, gurú de las finanzas de Yale.

Robert Shiller –experto en finanzas de la Universidad de Yale y autor del influyente libro Exuberancia irracional (2000)– desafiaba el consenso a mediados de la década pasada cuando advertía sobre el peligro de un colapso del precio de la vivienda.

Ahora, tras cinco años de descensos en los precios inmobiliarios (más del 30%) y una devastadora crisis financiera, osa plantear otra tesis muy atrevida en su nuevo libro Las finanzas en una sociedad justa (Deusto, 2012): las finanzas pueden tener una influencia positiva sobre la sociedad.
Concedió esta entrevista a Dinero la semana pasada antes de una conferencia en la Fundación Rafael Pino de Madrid.

¿Debería ir más gente del mundo de las finanzas a la cárcel? Algunos quizás sí deberían ir a la cárcel. Pero la cuestión clave es qué vamos a hacer con el sistema financiero.

Tenga en cuenta que el 3% de los hombres son sociópatas, es decir, que cometerían un delito si pensaran que pueden hacerlo sin castigo. Y eso vale para las finanzas. ¿Los vendedores de hipotecas ‘subprime’ y productos tóxicos eran depredadores? Es difícil saber cuál es una actividad depredadora en la concesión de crédito.

Mohamed Yunus de Grammen Bank ganó un premio Nobel por lo que algunos considerarían créditos depredadores, ya que cobraba intereses elevadísimos sobre microcréditos concedidos a gente pobre que, en principio, tenía escasa capacidad para pagarlos. Habría gente que diría: ¿cuál es la diferencia entre él y las personas que vendían hipotecas subprime a una familia de bajos ingresos en Nevada y a los que ahora queremos meter en la cárcel? Supongo que la diferencia tiene que ver con el motivo por el que actuaban.

Había quien opinaba que las hipotecas ‘subprime’ eran la democratización del crédito ¿Qué cree? Pues sí, era una forma de democratizar el crédito, de eso no cabe duda. Pero mucha gente no entendía qué compraba. Por eso, en EE.UU., hemos creado una oficina de protección al consumidor financiero que puede ayudar a prevenir abusos. Pero creo que se suele exagerar el papel de la venta depredadora en esta crisis. Es cierto que las subprime se colapsaron primero. Pero no creo que, en la mayoría de los casos, fuese por una estafa. La mayoría de los acreedores mantuvo esas hipotecas en sus propios balances. Ellos pensaban que se les reembolsaría el crédito y lo hacían de buena fe. Hay un estudio de la Reserva Federal de Boston que lo demuestra.ahora se dice mucho, por ejemplo, que se vendían hipotecas a tipos variables a gente que no entendía que los tipos podían subir. Pero lo cierto es que los tipos efectivamente no subieron, de modo que eso no fue la causa del pinchazo de la burbuja.

El problema principal de la vivienda en EE.UU. no era las titulizaciones de las hipotecas sino la percepción generalizada de que los precios no podían caer. En España hay una gran polémica por la venta agresiva de acciones preferentes a pequeños ahorradores. ¿Quién tiene la culpa, compradores o vendedores? Ambos.

Creo que hay que crear un sistema en el que se den mejores consejos a la gente. Estos errores se producen por invertir una parte demasiado grande de tu cartera en un solo activo. Una forma de evitarlo sería adoptar el ejemplo de la ética médica.

Es decir, se podría incentivar a los asesores financieros a firmar una especie de juramento hipocrático que les comprometa a hacer todo lo posible para no dañar a sus clientes. Como los médicos.

Pero hay productos financieros que quizás simplemente son demasiado peligrosos y que, por tanto, deberían ser prohibidos, ¿no? El desastre es achacable a problemas de una fase inicial de la innovación financiera. Pero también hay que entender que la innovación financiera nos ha ayudado a llegar a la prosperidad. No se puede volver a un mundo sencillo. Yo defino las finanzas como una organización para que la gente tenga incentivos y que tengan la información para que sean productivos. Y que no se sienta intimidado por el riesgo.

¿En España debería haber dación de pago para las familias hipotecadas con problemas? Creo que hay un argumento bastante convincente a favor de proteger a la población frente a la quiebra particular. Y una crisis de la vivienda castiga a muchos inocentes. Debe haber un elemento de condonación. Sucede lo mismo con los créditos empresariales. Si sabes que el fracaso te va a obligar a estar años devolviendo la deuda, jamás te vas a atrevir a montar un negocio.

En Estados Unidos tenemos una cultura emprendedora que perdona más el fracaso. ¿Pero cómo se protege al banco? Yo propondría un mercado de futuros para que los bancos puedan cubrirse ante el riesgo de caídas del precio. Si pudiéramos crear mercados de derivados para hacer hedging (operaciones de cobertura) ante el riesgo del colapso de los precios inmobiliarios, los bancos podrían externalizar el riesgo en los mercados globales.

Al mismo tiempo, propongo la creación de un seguro para que el comprador de una vivienda pueda cubrirse ante posibles caídas de precios y esto podría añadirse a la hipoteca.

Pero luego, ¿no nos metemos otra vez en el mundo peligroso de la titulización? Hay que redefinir los términos para la titulización de las hipotecas, pero no hay que eliminarla del todo. Propongo hipotecas que permitan reducir el peso de la deuda si los precios de la vivienda caen de manera gradual. Y luego puedes titulizar esas hipotecas. Y otra posibilidad sería que los bancos pudieran cubrirse en un mercado de futuros. Eso prevendría otras crisis.

Andy Robinson
Publicado en: La Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>