Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Telluride, un festival de cine para contar verdades


El Festival de Cine de Telluride con verdades que contar.
En contraposición a los festivales de cine más famoso y su gran difusión mediática, en estos días también se ha celebrado el pequeño pero importante Festival de Terullide. La principal característica del festival es el factor sorpresa: no anuncian las películas que estarán él, se mezclan clásicas con nuevas producciones de directores en ascenso, hasta pocos días antes de su inicio.

Además la honestidad y lucha por la sinceridad y la veracidad es otra de las características de esta edición, alimentando la fantasía y la imaginación.

La localización del festival también acompaña el espíritu y en contraposición a los habituales festivales: Terullide es una localización en Colorado rodeada de naturaleza y montañas. Cuatro días han demostrado que la honestidad y la veracidad pueden y deben seguir existiendo.

Que la mediatización y el consumismo y la falsedad de la televisión actual no están totalmente generalizado, así no tiene tanta cobertura como otro tipo de festivales.

Eso sí, las películas que se han proyectado en él tienen una alta categoría y han demostrado estos ideales. El melodrama francés “Rust and Bone” de Jacques Audiard, que presenta un film duro y tierno con un sentimiento difícil de alcanzar. O “Amour” de Michael Haneke, que muestra la agonía de una pareja al frente de la muerte, captado sin remordimientos y autenticidad.

También ha contado con películas que se basan en hechos y personas reales como Roosevelt encarnado por Bill Murray en “Hyde Park on Hudson”. La película quizá delgada y brillante, con mayor énfasis en los encantos y encuentros sexuales del presidente que en sus acciones políticas, aunque se le haya dado un nuevo enfoque a la historia. Más actualizada es “Argo” de Mr. Affleck que la sociedad Americana en Irán. “Barbara”, proveniente de Alemania y “No”, chilena, muestran hechos dolorosos de la historia.

Otro personaje importante en la historia que ha ello mella en el festival ha sido Marilyn Monroe, caracterizada usando unas cartas y diarios descubiertos recientemente que intentan mostrar fielmente su personalidad oscura contrapuesta a la personalidad hechizante que enviaba su perfil público. El mérito de “Love,Marilyn” ha sido de Liz Garbu´s.

Para poner cierre a este maravilloso festival se puede destacar “Stories We Tell”, una de las películas que se basan en el lema “no es lo que parece” y entremedias de un documental y una película de ficción; y el sí documental “The Gatekeepers” que recuerda la importancia de la verdad, aunque duela.

Sandra Martín
Redacción
Fuente: New York Times

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>