Sábado 01 de Octubre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Argentina termina con el "corralito"


Fernández compara a Europa con la Argentina del ‘corralito’.
La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, celebró la noche del jueves en la Bolsa de Buenos Aires el último pago de un bono, el Boden 2012, con el que se compensó a los ahorradores atrapados por el corralito de 2001. Y lo hizo comparando aquellos tiempos de su país con la Europa actual.

“Hay una formidable crisis especulativa como pocas veces se vio en el mundo a partir de una crisis que nosotros conocimos muy bien y que fue el estrangulamiento del sector externo”, dijo Fernández. “¿A qué se parece? ¿A la Revolución Francesa?, ¿a la independencia (de Argentina) del 9 de julio (de 1816)? Se parece mucho a la Argentina de 2001, cuando con el blindaje (rescate de diciembre de 2000) y el megacanje (de deuda de julio de 2001) le hicieron creer a los argentinos que sus recursos en los bancos estaban seguros”, afirmó Fernández.

“Tengo la sensación de que en Europa no entienden. ¿Cómo va a haber crecimiento si la gente pierde el empleo, le rematan la casa, si le quitan las prestaciones?”, se preguntó la presidenta de Argentina ante un auditorio repleto de funcionarios y empresarios.

El escenario de la Bolsa se escogió porque esa entidad celebraba su aniversario. “Leí que se suprimían empleos públicos en España, camas en hospitales públicos… Es imposible sostener una economía en estas condiciones”, opinó Fernández, que de pasada se refirió al caso de los presos recién condenados que salen de la cárcel para participar de actividades culturales organizadas por un colectivo kirchnerista. “Quédense tranquilos que acá no hay ningún convicto. Por ahí hay algún procesado, pero no nos corresponde”, bromeó la jefa de Estado en alusión al alcalde de Buenos Aires, el conservador Mauricio Macri, imputado por presuntas escuchas ilegales.

Fernández aprovechó la ocasión para continuar con su reciente serie de críticas contra los bancos, un colectivo en el que BBVA y Santander están entre los principales de Argentina. Volvió a quejarse de que concedieran préstamos para el consumo con plazos de más de tres años, pero financien a las pymes a solo tres meses.

También recordó que los 19.600 millones de dólares (16.101 millones de euros) que se pagaron a los tenedores del Boden 2012 desde 2005 hasta este viernes “es el dinero que deberían haber devuelto los bancos”. Este año, el Banco Central de Argentina ha prohibido a los bancos extranjeros el giro de beneficios al exterior para reforzar el capital de sus subsidiarias y les ha obligado a usar el 5% de los depósitos de clientes privados para financiar la inversión productiva.

En realidad, no solo los ahorradores recibieron el Boden 2012 sino también los bancos, a los que el Gobierno de Eduardo Duhalde compensó por la pesificación de los créditos en dólares. Las entidades financieras se llevaron esos bonos por valor de 7.532 millones de dólares (6.188 millones de euros) y los ahorradores, 4.394 millones de dólares (3.610 millones de euros). Entre 2005 y 2006, el Gobierno de Néstor Kirchner emitió otros Boden 2012 para colocarlos en los mercados y en manos del Estado venezolano.

Por eso, el economista Eduardo Levy Yeyati opina que el pago del Boden 2012 de este viernes no es el que pone punto final al corralito.

Recuerda que otros ahorradores recibieron el Boden 2013, un título del que se emitieron solo 1.941 millones de dólares (1.595 millones de euros) y que se terminarán de pagar en abril próximo. Levy también señala que la mayoría de los ahorradores rechazó los bonos, reclamó su dinero con demandas judiciales y consiguió así que los bancos se los devolvieran a lo largo de los años. Las entidades también fueron compensadas con títulos públicos por estos fondos que reintegraron a los usuarios. Fernández además admitió que muchos de los ahorradores que recibieron bonos los vendieron hace tiempo para hacerse de dinero y por eso cuatro de cada cinco Boden 2012 están en manos de inversores financieros del exterior.

Fernández aclaró que el pago de la deuda del Boden 2012 “no era algo para festejar” sino para “reflexionar”. Destacó que desde 2002 hasta ahora el pasivo de Argentina se redujo del 166% del PIB al 41%.

Además la deuda neta (la total menos la parte que está en manos de organismos públicos, como la Seguridad Social y el Banco Central) es una de las seis más pequeñas de Latinoamérica en relación al PIB, menor a la de Brasil, México o Colombia. El último pago del Boden 2012 de este viernes se saldará con reservas del Banco Central, que las ha estado ahorrando en los últimos diez meses a fuerza de controlar las importaciones y la salida de capitales.

Alejandro Rebossio
Fuente: El País

Leer más:

Que se vayan…todos

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>