Sábado 24 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

La reinvención del inodoro


Gates busca un retrete sostenible.
Lo contó el 14 de agosto el propio Bill Gates en su web The Gates notes: son sus esfuerzos y recompensas para encontrar un retrete que sea sostenible, que se pueda usar en cualquier parte del mundo y que no suponga un derroche de agua y un material orgánico –las heces y la orina- para el que se pueden encontrar otros fines. Lo que sigue es un resumen del texto del filántropo, el segundo hombre más rico del mundo y fundador de Microsoft.

“Hoy asistí a la que debe ser una de las ferias más insólitas. Hace un año, la Fundación Bill¬Melinda Gates puso en marcha una iniciativa para afrontar el problema de higiene y salubridad en el mundo en desarrollo. Lo llamamos El Reto de Reinventar el Retrete. Esta semana en Seattle la fundación celebró la Feria Reinventando el Retrete, donde reuniomos a 200 patrocinadores, socios y otros unidos por una pasión: crear unos servicios sanitarios seguros, efectivos y baratos para personas sin acceso a los retretes de cisterna”.

“El primer puesto lo consiguió el California Institute of Technology por el diseño de un retrete alimentado con energía solar que genera hidrógeno y electricidad”. El premio fueron 100.000 dólares (81.400 eyuros). “El segundo lugar fue para la Universidad Loughborough de Reino Unido por un retrete que produce carbón orgánico, minerales y agua limpia, y el tercero para la Universidad de Toronto por un retrete que trata las heces y la orina y recupera materias primas y agua limpia”.

“Los inodoros son extremadamente importantes para la salud pública y, si se piensa, la dignidad humana. En 2009, durante un viaje a Sudáfrica, me encontré con un experto en sanidad que trabajaba para mejorar el acceso a los sistemas sanitarios de los pobres de Durban. La mayoría de ellos, en Durban y muchos otros lugares, no tienen acceso a las ventajas en comodidad y salud de los retretes de cisterna porque no tienen acceso al agua”.

“El uso de estos aparatos es imposible para el 40% de la población mundial porque no tienen acceso al agua, los sistemas de tratamientos de desechos y electricidad. En el mundo hay 2.500 millones de personas sin acceso a una red de aguas residuales, incluyendo mil millones que aún defecan al aire libre y otros mil millones que usan letrinas.

Aparte de una cuestión de dignidad humana, esto crea una barrera sanitaria y económica para las comunidades más pobres, y daña el medio ambiente. La comida y el agua contaminadas con materia fecal causan diarreas que matan cada año a 1,5 millones de niños –más que el sida y la malaria juntos-“.

“Si se piensa bien, los retretes de cisterna con una solución sanitaria anticuada. Fueron muy importantes cuando los creó en 1775 un matemático y relojero escocés llamado Alexander Cummings. Durante décadas, ello supuso una revolución sanitaria que ayudó a eliminar enfermedades mortales como el cólera. Pero el hecho es que actualmente cuatro de cada 10 personas no tienen acceso a estos aparatos, lo que prueba que es una solución demasiado cara para gran parte del mundo. Y en una época en la que el agua se vuelve cada vez más escasa, los retretes que necesitan 10 veces más agua que la que bebemos no son una solución sostenible o inteligente”.

Fuente: El País

Leer más:
El hombre más rico del mundo revoluciona el inodoro

2 comentarios

  1. danddv77 Responder

    Aquí tiene la solución: por aspiración (consume 0.2-1 litro de agua) y separativo orina-heces para reciclar : http://www.ison21.es/2012/06/28/asi-sera-el-vater-del-futuro/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>