Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

El placer de la lectura y de la naturaleza


Bibliotecas en los parques de Colombia.
Muchas personas son conscientes del valor y el placer de la lectura. En los últimos años las nuevas tecnologías han quitado espacio a los libros en papel, que están pasando de moda, siendo sustituidos por los nuevos libros electrónicos. Sin embargo se defienden los libros electrónicos ya que evitan el gasto de papel protegiendo en mayor medida el medio ambiente.

De todas maneras, sigue habiendo amantes de los libros. En Colombia se quiere mantener el placer de la lectura tradicional, además de incentivarla combinándola con el gusto de la naturaleza.

Se han construidos pequeñas bibliotecas públicas en casi todo los parques del País.

El programa fue iniciado hace más de 15 años y no ha dejado de crecer desde ese momento. Se encuentran 51 mini-bibliotecas en Bogotá y más de 100 en todo el país. Están dotadas de 350 libros cada una y están organizadas por voluntarios que proponen actividades de tiempo libre y ayudan a los niños con los deberes. Solo están abiertas 12 horas por semana, normalmente durante los fines de semana.

El programa está dirigido por Fundalectura, un grupo sin ánimo de lucro que busca la alfabetización entre la población. Independientemente de que suceda en un futuro con los libros en papel es beneficioso tener este tipo de iniciativas y fomentar el valor de la lectura además de pasar más tiempo al aire libre.

Existen otro tipo de iniciativas como por ejemplo, grandes bibliotecas construidas en medio de parques naturales, haciéndolas así más atractivas. Por otro lado, en España se pretendía crear biblioparques que serían edificios de madera certificada, con electricidad, calefacción y agua caliente obtenidos todo por paneles solares integrándose todos en el paisaje.

Este tipo de bibliotecas no es una novedad para el mundo hispanohablante pero sí, en los últimos años que se han desvalorado los beneficios de la lectura, sobre todo entre los más jóvenes. En el Blog Memoria de Madrid se muestra como se promocionaba la lectura y la extensión bibliotecaria construyendo bibliotecas circulantes en los parques de Madrid, que fueron creadas en 1919.

Sandra Martín
Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>