Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

La austeridad ejemplar uruguaya


La austeridad ejemplar de José Mujica.
Si el presidente de Uruguay, José Mujica, goza de gran simpatía incluso entre sus opositores políticos es gracias a la austeridad ejemplar, de la que ha dado sobradas muestras en los dos años que lleva en el cargo. Su última decisión en este sentido ha sido proponer que su residencia oficial en Montevideo sea usada por los servicios sociales para alojar a indigentes durante el frío invierno austral que se avecina.

Conocida como residencia de Suárez y Reyes, se trata de una mansión construida en 1907 y situada en el barrio de El Prado que, sin embargo, Mujica no habita. El mandatario prefirió seguir viviendo junto a su esposa, la senadora Lucía Topolansky, en su modesta y pequeña granja, a las afueras de la ciudad.

No obstante, la lujosa casa mantiene una dotación de 42 funcionarios que se ocupan de que esté siempre operativa, ya que de vez en cuando es usada para reuniones del consejo de ministros y actividades oficiales.

Según reveló hace unos días el semanario Búsqueda, el presidente estaba preocupado por el gasto que supone el mantenimiento de la residencia y su infrautilización, así que a finales de mayo propuso que, si era necesario, se habilitara como refugio un parte de la casa ocupada por una gran barbacoa techada. De hecho, en esos días estuvo a punto de albergar a una mujer indigente y a su hijo, aunque finalmente fueron derivados a otra dependencia social.

Los responsables del ministerio de Desarrollo Social, que cuenta con 1.200 plazas en refugios de Montevideo, consideran que no se requerirá usar la residencia de Suárez, aunque ahora cuentan con esa opción, en una casa donde tampoco residió el antecesor de Mujica, Tabaré Vázquez, miembro igualmente del izquierdista Frente Amplio.
El asunto de los indigentes que duermen en la calle en invierno es altamente sensible en la sociedad uruguaya, sobre todo después de que el año pasado cinco personas murieron por hipotermia, lo que provocó la destitución de la ministra de Desarrollo Social.

A los pocos meses de llegar al gobierno, Mujica decidió vender la residencia presidencial de verano, ubicada en Punta del Este, que fue comprada por unos dos millones de euros por el Banco República. El gobierno destinó ese dinero a un plan de construcción de viviendas. Anteriormente, Vázquez ya había propuesto que esa residencia veraniega. que ni él ni sucesor ocuparon, fuera usada como colonia de vacaciones.

Junto con seguir residiendo en su granja, el primer gesto de austeridad de Mujica tras ser nombrado presidente fue la renuncia a la mayor parte de su sueldo, que ronda los 10.000 euros mensuales. El mandatario dona cada mes a los servicios de ayuda social el 87% de su salario. Austeridad ejemplar uruguaya.

Robert Mur
Publicado en: La Vanguardia

3 comentarios

  1. Nestor Responder

    Es cierto que el Presidente Mujica y su Sra. viven en la chacra que compraron luego de su estadía en la cárcel.
    No todos los que estuvimos presos tuvimos la suerte de comprar una chacra avaluada en 150000 dólares, pero ellos deben ser muy ahorrativos.
    Creo que les basta para vivir el dinero que les queda luego de donar el 75% (al menos eso dice el Pte. que hace, pero no sé si su esposa también lo hace). De todas formas, más que austeridad, es una demostración de que los que mandan ganan muchísimo más de lo que necesitan.
    Hay que contar que no tienen otros gastos, y que todo lo demás viene incluído en los cargos. Autos oficiales, helicópteros, viajes, hoteles, viáticos, etc. Todo eso que no tiene el hombre de a pie, o pata en el suelo como dice nuestro Presidente.
    Muchos maestros budistas o lideres religiosos o de sectas new age, o de cosas similares también se llenan la boca de que son austeros. No tienen nada propio, no generan riqueza, pero les dan todo y les regalan todo. El otro día alguien me decía que Osho, no había ganado dinero, pero sus seguidores le habían regalado un rolls royce para cada día del año. Así cualquiera es poco gastador.
    En cuanto al ejemplo tan loable que el Pte. Mujica haya dicho que proponia como hogar dormitorio para los indigentes me parece una idea linda si, pero pésima acción de gobierno. Es una mansión que cuesta mucho mantener y que sirve para reuniones ministeriales, visitas oficiales, etc.
    Un Presidente debería construir hogares para socorrer a los pobres, y no decir frases demagógicas que a nada llevan.
    Si los que leen esto son extranjeros, deben aprender que este Presidente dice muchas cosas pero que no concreta ni el 1 %.
    Antes de evaluar las cualidades de los gobernantes, deberíamos tener en cuenta lo que han hecho y no valorarlos por lo que dicen que van a hacer.
    Atte.
    Néstor

  2. Huber Responder

    Algo es algo. Por algo hay que empezar. Es buen ejemplo a seguir, si lo comparamos con los miles de corruptos que están al acecho en todo el mundo para acceder a cargos de poder como fuente de enriquecimiento.

  3. Los personajes más positivos del año. | En Positivo :: Buenas noticias e ideas positivas Responder

    […] y enriquecerse a costa de los demás, es la forma de vivir de muchos gobernantes.Leer más:http://enpositivo.com/2012/06/la-austeridad-de-un-presidente/BALTASAR GARZONEx juez de la Audiencia Nacional de EspañaAntiguo magistrado de la Audiencia […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>