Viernes 30 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Nuevas profesiones que son oportunidades de empleo


Neoprofesiones.
Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) se han convertido en un auténtico filón de oportunidades laborales, sobre todo, en internet. Y han dado pie a profesiones que hace una década nadie sospechaba que existirían, como tampoco nadie pensaba en algo como Facebook, el iphone o televisores conectados a la red.

La Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales (Ametic) calcula que el hipersector TIC emplea ya a 386.000 trabajadores en España. Josep Ollonarte, director de Randstad Professionals en Catalunya, explica que junto a ventas y marketing, son precisamente las TIC la división con más ofertas de trabajo.

“Crece el comercio electrónico y prácticamente todo tiene presencia en la red: nuestros clientes buscan analistas, programadores Java, desarrolladores de aplicaciones para el móvil,…”. Eso sí, advierte que son puestos de muy alta especialización y extremadamente específicos, por lo que los perfiles van cambiando con rapidez y “exigen un reciclaje constante”, advierte el responsable de esta consultoría.

Si con la popularización de internet llegaron los diseñadores web, los técnicos en marketing electrónico o los ingenieros de servidores, con el boom de las redes sociales aparecen nuevas figuras profesionales dedicadas a gestionar la reputación on line, programar, mejorar la facilidad de navegación de las web. Son los community manager, los responsable de SEO/SEM –optimización y marketing para motores de búsqueda–, los desarrolladores para tecnologías móviles (una de las últimas en hacerse un hueco entre las ocupaciones tecnológicas con más demanda), o los bioinformáticos.

Un reciente informe sobre el mercado laboral español de Esade e Infojobs señala precisamente que el sector tecnológico aguanta mejor la crisis. Las ofertas de empleo del 2011 indican que las categorías profesionales que mejoraron sus cifras respecto al 2010 son diseño y artes gráficas (+ 48%), calidad, producción e I+D (+24%), ingenieros y técnicos (+20%) e informática y telecomunicaciones (+11%). También las TIC han dado acceso a un enorme caudal de información que necesita ser convenientemente filtrada y tratada. Una labor que ya ejercen, aplicados a muy diversos ámbitos, aquellos profesionales especialistas en la minería de datos.

Por otro lado, hace años que las previsiones de los expertos vinculaban el envejecimiento de la población a un nicho emergente para profesionales especializados en el cuidado de los dependientes. De la misma manera, la lucha contra el cambio climático y el impulso de una economía sostenible y eficiente presagiaba un nuevo campo laboral. Sin embargo, ambos sectores están afectados por la fuerte crisis económica que golpea con especial dureza a países como España y las profesiones asociadas a ellos no han despegado como se esperaba.
Un informe del Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional (Cedefop) selecciona hasta nueve profesiones vinculadas al empleo verde: entre ellas, de alta cualificación como el nanotecnólogo, el tecnólogo de ingeniería y el técnico ambientalista. En cuanto a la calificación intermedia, destaca el auditor energético, el inspector de emisiones de vehículos de transporte o el instalador de aislamiento y de sistemas fotovoltaicos. En este sentido, los expertos admiten que en la actualidad la demanda en España de profesionales especializados en energías renovables está estancada, no sólo por las dificultades económicas sino por la modificación de su marco normativo.

Más allá de las nuevas profesiones que han surgido a lo largo de la década, todos los perfiles profesionales, nuevos o antiguos, necesitan una revisión para incorporar nuevas competencias, señala Genís Roca, de la consultoría Roca Salvatella.

“Muchas compañías nos piden que rediseñemos el mapa de competencias de sus empleados para incluir habilidades como la comunicación, el trabajo en red, la orientación al cliente, el aprendizaje continuo, el liderazgo, la cultura digital o la gestión de la información”, explica Roca.

Todas ellas, dice, derivan del mundo digital, un sector que ya llega a todo tipo de profesiones y que crea nuevos roles.

El filón del inmenso caudal de datos
En Ourense hay vida más allá del clientelismo de la dinastía Baltar, perpetuada en la Diputación, y de la moda de Adolfo Domínguez, arrugada por la crisis. El grupo de investigación de Sistemas de Informáticos de Nueva Generación del campus orensano, dirigido por Florentino Fernández Riverola, es puntero en nuevas disciplinas como la bioinformática y la minería de datos, data mining en inglés. “El volumen de información disponible crece a un nivel inabarcable, con un gran número de páginas web y millones de registros en bases de datos. Hay mucho conocimiento, pero hay que hacerlo aflorar de forma comprensible”, explica Fernández Riverola, profesor de la Universidad de Vigo, a la que pertenece el campus de Ourense. Las aplicaciones de la minería de datos son múltiples.

Por ejemplo, en un supermercado permite conocer en qué productos está interesado un determinado perfil de compradores. O agrupar a los usuarios de Twitter o Facebook en tipologías, en función de sus mensajes, amigos e intereses comunes. Como explica Riverola, se trata de una área multidisciplinar, que utiliza técnicas de inteligencia artificial, aprendizaje automático y estadística. Es un campo con grandes posibilidades de futuro, aunque a juicio de este profesor no se trata tanto de una nueva profesión como de un perfil especializado de la informática.

Alicia Rodríguez de Paz – Maite Gutiérrez
Más información
Publicado en: La Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>