Sábado 01 de Octubre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

El Informe mundial y más completo sobre la felicidad


Reporte Mundial sobre la felicidad.
El Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) publicó a comienzos de abril su World Happiness Report (Reporte de la Felicidad del Mundo) donde intenta mostrar qué factores influyen en el bienestar de las personas y cuáles son los países donde los ciudadanos disfrutan más la vida.

De acuerdo al ranking, los países más felices del mundo son los nórdicos: Dinamarca, Noruega, Finlandia y Holanda. Del otro lado, los más infelices se encuentran en el África subsahariana. De hecho, ocho de los 10 países más infelices del mundo son africanos: Togo, Benín, República Centroafricana, Sierra Leona, Burundi, Islas Comoras, Tanzania y Congo Brazzaville.

Según el estudio, presentado en la Conferencia de la Felicidad de las Naciones Unidas el pasado 2 de abril, el mundo se ha hecho más feliz con el tiempo. “En promedio, el mundo se ha vuelto un poco más feliz en los últimos 30 años (0,14 veces de aumento)”, se afirmó al difundir la investigación.

Allí se establece además que las mujeres son más felices que los hombres en los países desarrollados, mientras que en los más pobres los resultados son mixtos. “Aunque las mujeres reportan mayor satisfacción de vida que los hombres, las tasas de enfermedad mental son también más altas”, indica el estudio.

En el caso de América Latina, los países más felices son Costa Rica y Venezuela, los cuales se ubican en los lugares 12 y 19 del ranking. A ellos les siguen Brasil, Argentina y Colombia, país que se situó solo dos puestos antes que Chile.

Algunas de las conclusiones del informe son:

• Que no solo la riqueza nos hace felices, también cuentan la libertad política, la existencia de una estructura social fuerte y la ausencia de corrupción, entre otros factores.
• A nivel individual, el poseer una buena salud mental y física, tener un trabajo y ser parte de una familia estable son elementos esenciales.
• La cesantía es una de las principales causas de infelicidad.
• El crecimiento económico de un país no determina la felicidad de sus habitantes.
• Las personas de mediana edad tienden a ser más infelices.

Fuente: Ciperchile

El Secreto de las Naciones Felices.
Hay países y organizaciones que están revolucionando la forma de medir el bienestar de las personas. Están midiendo la felicidad de las sociedades, dejando atrás las arcaicas fórmulas matemáticas que sólo medían el bienestar en base a indicadores económicos.

Es una revolución porque la felicidad comienza a dejar de ser vista como algo subjetivo, vago e individual. Una nueva generación de científicos, economistas, psicólogos y sociólogos han demostrado que la felicidad puede ser medida, entendida y evaluada a nivel de sociedades y naciones. La felicidad puede ser, por lo tanto, una política de estado.

Hace apenas unos días, fue publicado el reporte sobre felicidad mundial más completo conocido hasta ahora. Este estudio fue elaborado para la ONU por la Universidad de Columbia, con la coautoría de Jeffrey Sachs, uno de los economistas más influyentes de las últimas décadas.

El estudio señala que las naciones más felices del mundo tienen altos estándares de desarrollo económico, como Dinamarca, Noruega, Finlandia y Holanda. Por otro lado, las naciones menos felices se encuentran en el Sub-Sahara Africano, la región más pobre del planeta.

El dinero importa, explica el reporte, sobre todo en países dominados por la pobreza. En estas naciones mínimos aumentos en el ingreso de las familias pueden hacer la diferencia para mejorar la alimentación, la educación, la salud, la vivienda y en general el futuro de las personas.

Pero no todo se trata de dinero. En algunos países desarrollados como Estados Unidos, China y Japón (de los que más han crecido en las últimas décadas) la felicidad no ha aumentado; al contrario, ha declinado junto con disminuciones en niveles de confianza social.

En consecuencia, explica el estudio, el dinero importa pero no es el factor preponderante para explicar la felicidad de una sociedad. En cambio, la libertad política, bajos niveles de corrupción, los vínculos sociales, la salud física y mental; la satisfacción laboral y la solidez de la familia, son los elementos más importantes que determinan la felicidad.

Esta nueva tendencia está influenciando organizaciones. La ONU, por ejemplo, aprobó una resolución reciente que reconoce la búsqueda de la felicidad como “un objetivo humano fundamental”. La OCDE, por otro lado, planea promover estándares de medición de felicidad entre sus países miembros. También, la Comisión Europea creó su medición “El PIB y más allá”.

Igualmente, algunos países están poniendo manos a la obra. Bután, un país de la cordillera Himalaya, mide hoy su desarrollo a través de su Felicidad Interna Bruta; Inglaterra, por su lado, puso en marcha un índice que mide la felicidad de sus ciudadanos; Francia acaba de crear una Comisión para medir el progreso social. La felicidad es un derecho constitucional en algunos países como Japón, Corea del Sur y más recientemente Brasil.

Lo importante de esto es que cada vez se entiende mejor que el desarrollo social, económico y ambiental son indivisibles. Juntos definen la felicidad y los gobiernos deben tomar en cuenta estos factores al diseñar sus políticas públicas.

Héctor Faya Rodríguez
Especialista en Comunicación Política por la Universidad de Salamanca y profesor de Derecho en las universidades Iberoamericana y Panamericana. 
Fuente: adnpolitico.com

1 comentario

  1. lucia Responder

    Me gusta mucho enpositivo, es una bocanada de aire fresco en este pequeño infierno en el que estamos ahora¡¡¡¡¡ Felicidades y gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>