Domingo 25 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Madres japonesas unidas contra la energía nuclear


En Japón, un Movimiento de Madres en contra de la Energía Nuclear.
Se cumple un año del desastre de Fukusima y las mujeres japonesas han tomado partido en la lucha contra la energía nuclear. Miles de mujeres niponas se han manifestado en la ciudad de Nueva York para reivindicar la desaparición de las centrales nucleares en Japón, bajo el lema de Mujeres embarazadas con miedo a la radiación. La catástrofe de Fukusima ha propiciado la aparición de un nuevo grupo demográfico con poder y con ideal antinuclear en Japón: las madres.

Las madres japonesas advierten de los peligros que supone la energía nuclear para el ser humano, especialmente para los niños menores de cinco años y las mujeres.

Pequeños y mujeres son los sujetos con más riesgos de radiación nuclear, por ello las mujeres de Japón se han convertido en una voz madura y poderosa dentro del creciente movimiento antinuclear en la isla asiática.

Haciendo uso de sus derechos, las mujeres han llevado a cabo diversas iniciativas para hacerse oír en la esfera mediática y política. Han difundido su mensaje a través de marchas solicitadas los gobiernos, se han declarado en huelga de hambre y han realizado sentadas en lugares públicos durante meses. Su mensaje ha cobrado fuerza gracias a su insistencia y a la exaltación de la maternidad como la base de la lucha por un mundo más seguro.

Las manifestantes han llevado a cabo la acción directa en varios frentes: exigen de manera inmediata la evacuación de las familias en Fukusima, dónde aún persisten las emisiones de radiación. Además piden normas de seguridad más estrictas para los alimentos y bebidas en Japón, y el fin de la práctica de difusión y quema de escombros radioactivos de la zona contaminada a lo largo de varias prefecturas del país. Para evitar futuros desastres, piden el cierre definitivo de todas las centrales nucleares en Japón y en todo el mundo. Prueba de la buena labor del colectivo, es que Japón acaba de declarar pública y recientemente el cierre total de todas sus centrales nucleares.

El crecimiento del activismo maternal antinuclear en Japón comenzó a gestarse poco después de Marzo 2011, el año del desastre, cuando el gobierno aseguró a los cientos de miles de personas que vivían en la zona de evacuación a 20 kilómetros de la central que el lugar era seguro. Poco después, el gobierno japonés elevó los niveles de radiación considerados como seguros de 1 mSv a 20 mSv, es decir el riesgo era veinte veces mayor para las familias que vivían en la zona evacuación declarada como“segura”. Las familias de Fukushima se enfrentan ahora a un difícil situación ¿ Quedarse en Fukusima y exponer a sus familiares a los riesgos de radiación peligrosos de radiación o dejar la región por su propia voluntad y abandonar sus hogares y puestos de trabajo? Estas son las trágicas consecuencias de la especulación informativa del gobierno nipón.

Según la madre y activista Kaori Izumi, el género está ofreciendo respuestas a esta precaria situación. A menudo, las madres y las mujeres quieren salir de Fukushima y proteger a sus hijos, mientras que los hombres tienden a aceptar la línea tomada desde el gobierno y Tepco (la empresa que perdió Fukusima), de que “todo es seguro”. Lo cierto es que esto puede conducir a un conflicto en una cultura donde a las mujeres se les enseña el no oponerse a sus maridos o al el gobierno, ya que son las figuras de autoridad. “Como resultado, estamos viendo un aumento en las tasas de divorcio”, dice Izumi.

El auge del movimiento representa una oportunidad para acabar con los programas nucleares del todo el mundo.

Por ello, el movimiento no se limita sólo a Japón. En noviembre de 2011 un grupo de madres japonesas, incluyendo Sachiko Sato, una agricultora orgánica ,que viajó con sus dos hijos más pequeños, Izumi Kaori, y Aileen Mioko Smith(director ejecutivo de Green Action, una ONG anti-nuclear con sede en Kioto), llegó a Nueva York para protestar contra la participación del primer ministro Noda en la cumbre de la ONU sobre la energía nuclear seguridad. “¿Cómo puede hablar de seguridad?”, Gritó a Sachiko Noda fuera de la ONU, “Usted ni siquiera se preocupan de los hijos de Fukushima.”

Smith dice: “Por primera vez en 30 años, tenemos una oportunidad real para apagar los reactores nucleares en Japón para siempre” Y finalmente, así ha sido. Gracias a la lucha de miles de mujeres niponas, que lejos de abrumarse o callarse, están demostrando que los tiempos cambian, que tienen mucho que decir y que las teorías machistas y discriminatorias no tienen lugar la sociedades modernas.

Juan Haro Simarro
Redacción

1 comentario

  1. Madres japonesas contra la energía nuclear | El Blog Alternativo Responder

    […] nuclear para el ser humano, especialmente para los niños menores de cinco años y las mujeres. INFO ¿Te ha sido útil este artículo? ¿Nos invitas a un café? Haz click aquí, ¡¡¡MUCHAS […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>