Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Trueque para enfrentar la crisis


Una ciudad griega en la que no se necesita llevar dinero en el bolsillo
Hace unos meses, una moneda alternativa (TEM) se introdujo en la ciudad portuaria griega de Volos. Fue una iniciativa popular que desde entonces ha crecido hasta convertirse en una red de más de 800 miembros, en una comunidad que lucha para poder pagar sus cosas en euros en medio de la profunda crisis financiera que afecta al país.
En el mercado central de Volos no es necesario llevar dinero en el bolsillo.

Desde joyas a alimentos, piezas eléctricas o ropa, todo puede adquirirse con la moneda alternativa local llamada TEM.
Funciona como un sistema de intercambio. Si usted tiene bienes o servicios para ofrecer, gana crédito: un euro equivale a una TEM.
Entonces puede utilizar sus “ahorros” para comprar cualquier otra cosa que se ofrece a través de esa red, dando lugar a intercambios más originales que los mismos bienes.
Se trata de una nueva versión del viejo sistema de trueque de la antigua Grecia.
“Puedo tomar clases de idiomas a cambio de clases de computación”, dice Starvos Ntentos desde su puesto de ropa infantil.

“Es una muy buena idea, porque tenemos que hacer que la gente se dé cuenta que todos podemos comprar y vender algo, no necesitamos sólo euros”.
“Tenemos que pensar de una manera diferente”, dice Tasos, una verdulera.

Monedas coexistentes
Todo el sistema se organiza en internet, en donde los miembros tienen cuentas en TEM en las que se les carga cada transacción virtual.
“Es interesante porque aquí la gente encuentra esperanza. Se encuentran cosas para dar y recibir”, dice el fundador Yiannis Grigoriou.

Entonces, ¿podría el TEM pasar a ser la moneda dominante en Volos?
“No sé”, dice, riendo. “Eso vamos a verlo”.
Salir de la eurozona ha sido un escenario muy discutido en los últimos meses, mientras Grecia se hunde cada vez más profundo en su peor recesión en la historia moderna.
Y mientras que algunos en el lugar ven al TEM como una alternativa -“el euro es una cosa del pasado”, dice un comprador- parece más un respaldo que un reemplazo viable.
El alcalde de Volos, Panos Skotiniotis, insiste que el TEM no pone en peligro al euro.
Él respalda el proyecto, pero dice que las dos monedas pueden coexistir.

“Apoyamos la iniciativa porque es una muy buena manera de salir de la profunda crisis económica y social”, dice.

“Es una iniciativa que complementa el euro, pero no reemplaza el euro. Grecia se encuentra en la zona del euro, queremos permanecer en la zona del euro, pensamos que debemos permanecer en el euro”.

¿Un nuevo comienzo?
Sin embargo, la red de la moneda alternativa se está extendiendo por toda la comunidad, con más y más empresas dependiendo de ella.
En el local de una cooperativa de floricultura integrada por personas con discapacidades de aprendizaje, los trabajadores utilizan TEM para vender sus plantas a cambio de otros servicios que de otro modo tendrían dificultad para pagar.

El público puede ayudar en el negocio, cortar el césped o reparar una valla a cambio de las plantas que se ofrecen.

“Yo crecí en un pueblo -y así era como sucedía en esos tiempos, antes de que se involucrara el dinero. Podría ser una oportunidad para empezar de nuevo”, dice Peri Mantzafleri, quien dirige la cooperativa.
Y la nueva generación se está beneficiando también.
En el ayuntamiento, los niños participan en talleres de actividades animadas. Y los padres pueden pagar las sesiones en parte con TEM, con las dos monedas una al lado de otra.

“De otra manera”
Charalampos Bardas, coordinador de los talleres, dice que la moneda local tiene un valor incalculable.
“Es una gran solución contra la crisis. La vida sigue, tenemos que luchar”, dice.
“Ahora tenemos que ver las cosas otra manera. No es el fin del mundo si tenemos esta crisis. Queremos tener éxito y seguir adelante”.
El euro no puede salir por fuerza de aquí, pero Volos encontró una manera de hacer frente a través de medios alternativos.
Un sencillo sistema de trueque, el intercambio de la desesperación por la esperanza.

Mark Lowen
Fuente: BBC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>