Lunes 26 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

Mejor ser monjita


Indulto fiscal.
Un vil ladrón robó hace un año los ahorros de las monjitas cistercienses del convento zaragozano de Santa Lucía. Las hermanas de clausura habían acumulado un capital con la venta de cuadros de cosecha propia y encuadernando libros. Inicialmente, el hurto se cifró en un millón y medio de euros, que la austeridad de las religiosas acabó rebajando a unos 400.000. Las enclaustradas guardaban las reservas en un armario. En bolsitas de plástico, que protegían billetes de hasta 500 euros -esa misteriosa estampación de la que no circulan por España unos 50.000 millones de euros y a la que se atribuye gran número de operaciones fraudulentas-.

Pues bien; el miserable caco profanador no podrá hacer aflorar su botín ni beneficiarse de la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno. De hecho, más que una amnistía parece un indulto selectivo al que, por ejemplo, sí podrían acogerse las monjitas, en el supuesto de que conservaran su peculio y hubiesen incumplido sus obligaciones con Hacienda.

En tiempos de zozobra todo vale para que afloren economías sumergidas y dinero negro, aun a costa de que suban los impuestos a los paganos de siempre y se los perdonen a los evasores profesionales.

La moraleja es que el ahorrador o el inversor legal no sabrá qué hacer con su dinero. Si imitan a las hermanas y lo guardan bajo el colchón, se lo pueden birlar. Y si recurren a Goldman Sachs, descubrirán que hay entidades cuyo dogma es esquilmar a sus clientes. Nos lo acaba de confirmar un empleado arrepentido de este inquietante banco de negocios estadounidense, en las páginas de The New York Times. Sus agentes de bolsa llamaban a sus clientes muppets. A saber: idiotas, marionetas, teleñecos en el mejor de los casos. Para ellos somos como la rana Gustavo en Barrio Sésamo. Mejor ser monjita.

Alfredo Abián
Vicedirector del diario La Vanguardia
Publicado en: La Vanguardia

En Positivo no se identifica necesariamente con las opiniones publicadas que reflejan el pensamiento del columnista excepto, cuando los editoriales o artículos son firmados por la propia redacción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>