Miercoles 28 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2; 3; 4

La historia de Repsol-YPF con humor


Volveré y seré Mosconi.
Como estrategia para distraernos de la novela de Boudou/Vanderfrula y los billetes, lo de YPF no estuvo nada mal .
Quienes toda la vida defendimos la idea de una YPF estatal, deberíamos vivir este episodio como un hecho reivindicatorio. Sin embargo, hay un olor raro. ¿Será tal vez el sospechoso detalle de que los heroicos patriotas salvadores que hoy estatizan la empresa son los mismos simpatiquísimos sátrapas que en su momento la privatizaron ? Para mi gusto, al proyecto de estatización que el Gobierno mandó al Senado le falta un artículo introductorio que diga: “Perdón, perdón, qué grande sos” . Faltó ese gesto de arrepentimiento que le hubiera dado cierta nobleza a la medida y quitado el tufillo barrabrava que habitualmente tienen los anuncios kirchneristas . ¿Algún día aprenderán? ¿O debemos asumir que “el que nace para pito nunca llega a corneta”?, como decía el profe (Enrique Almada) de Toto Paniagua (Ricardo Espalter).

De todos modos, el deber ser y el buen corazón dicen que cuando el otro es una bestia adorable que no tiene la grandeza de pedir perdón, uno debe tener el estoicismo de ser piadoso y perdonar.

No es mi caso, por cierto . Prefiero el rencor que es mucho más divertido.

Sea como sea ( y el “sea como sea” justamente es uno de los problemas ), finalmente YPF volvió al Estado Nacional. Eso sí, una vez más quedamos como el toor con el mundo . En realidad, no me parece un problema demasiado grave porque ya veníamos quedando como el toor desde hace mucho tiempo.

Por suerte, para compensar y recomponernos frente a los demás países, tenemos a Timerman que recorre el mundo desplegando su educación, simpatía, honestidad intelectual y humildad dejando una imagen de la Argentina difícil de olvidar .

La cuestión central es que YPF fue vaciada por Repsol y hoy estamos al borde de la ruina energética, razón por la cual fue necesario estatizarla y ponerla al servicio de los intereses del país. Ahora falta la segunda parte en la que tenemos que estatizar y poner al servicio del país a la Secretaría de Energía y al Ministerio de Obras Públicas .

La historia de YPF es también la historia de una gran joda nacional. A la sombra de la YPF estatal crecieron las fortunas de los contratistas que le vendían caños y surtidores al doble de lo que se consigue en el chino de la esquina de mi casa . Los sobres con mosconi iban y venían. Pero llegó un momento en que no se le pudo sacar más leche y el modelo se agotó.

Con la excusa de ser la única petrolera del mundo que perdía plata (obvio, se la choreaban toda), los marcianitos que gobernaron la Argentina en los 90, la privatizaron con banderas, cantitos y mucho viva la patria (siempre que hay banderas, cantitos y mucho viva la patria, yo sospecho). Fue entonces que se abrieron las puertas a nuevas oportunidades para la Fundación Felices los Sobres de Mosconi . En 2007, alguien preguntó: “Che… ¿hay alguna nueva posibilidad de hacer un billete?” Y así metieron a los Eskenazi declarando la argentinización de YPF c on banderas, cantitos y mucho viva la patria . Ahora hemos dado un nuevo paso. ¿Aparecerán nuevos compradores de pisos en Puerto Madero? Por lo menos, ya tenemos las banderas, los cantitos y los viva la patria.

Los antecedentes no suman. Después del revoleo de los 90, en 2007 el Compañero Jefe presionó a Repsol para que les vendan el 25% de las acciones a unos amigos del barrio que se llamaban los Fabulosos Eskenazi Boys . Como ellos no tenían guita, se la prestaron y acordaron entre todos (y por pedido del gobierno) que retirarían, como mínimo, el 90% de las utilidades anuales para pagar la deuda . Los españoles chochos: se la podían llevar toda sin pedirle permiso a nadie. Los Eskenazi chochos: compraron sin plata .

O sea, entre todos se llevaron las ganancias. O sea, no invirtieron un pito y se morfaron el stock de barriles. O sea, vaciaron la empresa. Que el gobierno haya ayudado a los humildes Eskenazi a quedarse con parte de YPF sin poner un mango, es una nueva demostración de que el kirchnerismo siempre está del lado de los que menos tienen .

¿Por qué el gobierno le hizo regalar el 25% de YPF a sus amigos del barrio? Bueno… no empecemos que bastantes problemas ya tenemos con Ciccone .

¿Por qué Repsol aceptó la entrada de los Eskenazi? Muy fácil: “Che Brufau, vendeme tranquilo que a partir de ahora, cualquier problema que te surja, yo tengo el celu del Jefe.” Los españoles pensaron: “Mejor que tener el 100% de una empresa petrolera sin lubricar, es tener el 75% de una que está bien aceitadita.

Y encima ahora nos podemos llevar todas las ganancias a España sin problemas” . Bingo.

Pero esta semana se acabó. Para colmo, el Compañero Kicillof ya avisó que acá no se reparte un mango más . Ahora los pobres Eskenazi no tienen cómo garpar lo que deben: 2.900 millones dólares!! (Qué lindo debe ser irte a dormir debiendo 2.900 millones de dólares ). Si estos tipos vendieran todas las acciones que poseen para salirse del asunto, al valor de hoy, no juntan más de 1.500 millones de dólares, con suerte. O sea que aún saliendo y vendiendo todo (ponele que también venden la casa, el auto, la quinta y algún reloj) igual tendrían una deuda de… 1.400 millones de dólares!!! En las oficinas de los Eskenazi dijeron que el grupo estaba estudiando el curso a seguir y ya le habrían encontrado una solución. Sólo falta decidir el color de la empuñadura del sable samurai .

Veremos si el gobierno ayuda a estos tipos nuevamente o aprovechan la volada para también quedarse con el 25% de los Eskenazi , que todavía nadie entiende por qué no fue expropiado. Ahora el gobierno debería manejar todo como una carmelita descalza. No sea cosa que en un par de meses descubramos que en el edificio de YPF de Puerto Madero, las expensas las paga Vanderfrula .

Para los que siempre quisimos una YPF estatal debería ser una buena noticia. Nos hubiera gustado que lo hagan civilizadamente, conversando, negociando, sin llevarse todo por delante, sin romper todos los contratos, sin patrioterismo berreta, con profunda autocrítica y sin tratar de traidores a la patria a quienes hacen preguntas incómodas.

Pero bueno, el kirchnerismo es así y no va a cambiar a esta altura de la vida que ya entró en su última etapa de una o dos décadas más. Qué le vamos a hacer.

El que nace para manguera nunca llega a surtidor.

Alejandro Borensztein
Arquitecto y productor de TV
Publicado en: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>