Jueves 29 de Septiembre del 2016
Google+ Pinterest
sponsors 1; 2

Los inventos y la tecnología


¿Qué hace posible los grandes inventos?
¡Eureka! dicen que gritó Arquímedes a viva voz cuando se levantó de un salto de la bañera y salió corriendo desnudo por las calles de Siracusa.
Tal fue la alegría de este inventor griego al descubrir que un cuerpo sumergido desplaza un volumen de agua equivalente al suyo que no reparó en vestirse.

Hay algo en esta historia que exuda pureza: he aquí un hombre, una tina llena de agua y un descubrimiento genuino que cambió el mundo.
¿Pero podemos decir lo mismo de los inventores y emprendedores de hoy día?

¿Es el ingenio del hombre el que hace posible los avances? ¿O los momentos Eureka se producen sólo porque la tecnología los hace posibles?

Para Jax Kneppers, empresario y creador de una plataforma digital para hacer inventarios, la clave está en la tecnología.
“Creo que la tecnología es el facilitador y los emprendedores son los que reconocen la oportunidad que ésta brinda”, dice.

Mo Jan, fundador de una firma de análisis de datos, comparte su visión.
“El desarrollo de la nueva tecnología es generalmente la inspiración y el catalizador de los avances en el mundo de los negocios”, señala.
“Un emprendedor simplemente detecta primero que nadie las posibilidades”.

El huevo o la gallina
Sin embargo muchos otros innovadores opinan precisamente lo contrario.
“Sin ideas no tienes nada”, señala Mark Roberts, creador de una aplicación para teléfonos celulares.
“La tecnología permite darle vida a las ideas, pero primero hace falta tenerlas, luego las acomodas a las tecnologías disponibles y las adaptas en el camino”.
En opinión de Tom Jordan, director de una agencia digital, incluso si la tecnología está allí, eso no le quita mérito al rol del innovador.

“Todo el mundo puede tener pinturas, pero hace falta talento para emplearlas y crear una obra de arte”, dice.
Otra aproximación a este dilema es concentrarse primero en qué es lo que se espera de un emprendedor.

Los emprendedores, según el punto de vista del académico británico Frank Shaw, “impulsan las innovaciones en un contexto restringido, donde la disponibilidad de dinero y de tiempo es limitada”.

“Su trabajo no consiste solamente en desarrollar un producto nuevo para el mercado, sino también crear y mantener un ambiente en el que sea posible innovar”, explica.
Eso no significa que la tecnología no importa, pero la clave está “en la habilidad de pensar y originar conceptos o ideas. Si no tienes esta chispa creativa, no triunfarás”, cree Shaw.

Fuente: BBC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>